Mazo judicial

 

Tribunal Superior reconoció negligencia del estado y compensó a cuatro víctimas de violación durante disturbios postelectorales

Finalmente, tras siete años en tribunales y a más de diez de ocurridos los delitos denunciados, cuatro mujeres en Kenia lograron que el estado las compense por los delitos sexuales cometidos en su contra durante la violencia postelectoral generada en 2007 y en la que el actual presidente Uhuru Kenyatta pudo haber estado implicado.

La semana pasada el Tribunal Superior de Kenia otorgó una compensación de 4 millones de chelines kenianos (US$35,906) a cada una de las cuatro sobrevivientes de violación al concluir que las autoridades no condujeron “investigaciones y acusaciones independientes y efectivas” sobre la violencia sexual vivida por los disturbios postelectorales.

El juez Weldon Korir agregó que el Tribunal Superior encontró una “violación del estado de Kenia en la investigación y procesamiento de violaciones a los derechos a la vida, prevención de la tortura, tratamientos inhumanos y degradantes y a la seguridad de las personas.”

La violencia entre etnias se produjo tras el proceso electoral de 2007 cuando el opositor Raila Odinga acusó al partido del entonces presidente Mwai Kibaki del robo del resultado electoral. El actual presidente Uhuru Kenyatta y el vicepresidente William Rutto fueron acusados por la Corte Penal Internacional, junto con otros funcionarios, de participar en estos actos de violencia. Los casos, sin embargo no prosperaron por falta de evidencia, aunque recientemente la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, anunció que el caso contra William Rutto podría volver a ser procesado gracias a nueva evidencia.

Resultado de estos actos de violencia unas 1,300 personas murieron y cientos de miles de personas fueron desplazadas. Grupos de Derechos Humanos aseguran que miles de mujeres, niñas y hombres fueron agredidos sexualmente con delitos muy violentos como la violación en grupo, y que ellas y ellos siguen sufriendo las consecuencias físicas y psicológicas de estos salvajes actos. La violencia sexual se ha usado y se sigue usando como un arma de guerra.

Se debe señalar que la reclamación en contra del estado fue presentada por ocho personas, seis mujeres y dos hombres, pero el tribunal decidió dividirlos en dos grupos y solo uno de ellos está recibiendo la compensación. Los abogados de las víctimas, respaldados por organizaciones de derechos humanos, declararon estar estudiando la decisión para entender las razones de la separación de la víctimas y para no hacer la adjudicación a todos los quejosos.

Una de las víctimas sobreviviente de violación a quien se otorgó la compensación dijo: “Estamos felices de que el tribunal finalmente haya reconocido el daño que sufrimos como víctimas. Ha sido un viaje muy largo”

“Sin embargo, no entendemos por qué el tribunal no separó y no ofreció la compensación a las otras cuatro víctimas”, agregó.

“Después de más de siete años de litigio y retrasos, algo de justicia se ha hecho finalmente”, declaró a los medios Naitore Nyamu, directora de la organización Médicos por los Derechos Humanos que apoyó las peticiones. “La decisión del tribunal tendrá amplias reverberaciones para la prevención, investigación y procesamiento de violencia sexual y basada en el género en Kenia y en todo el mundo,” agregó la defensora con la esperanza en que este fallo cambie la forma de proceder de las autoridades frente a tan terribles violaciones de derechos humanos.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net