Material quirúrgico

 

Dos médicos italianos fueron imputados por muertes de pacientes con cáncer por operaciones innecesarias

Dos médicos de Salerno, ciudad al sur de Nápoles, Italia, han sido imputados por múltiples homicidios, como resultado de la investigación de la fiscalía que apunta a que efectuaron operaciones arriesgadas en unos casos e inútiles en otros, en pacientes con cáncer.

Se trata del doctor Carmine Napolitano, quien era médico jefe del departamento de cirugía general y cirugía oncológica del asilo de ancianos Tortorella de Salerno, y del médico cirujano Marco Clemente. De acuerdo con las investigaciones, el número de fallecimientos de pacientes oncológicos aumentó a finales de 2017 y principios de 2018, cuando Napolitano ingresó como jefe del departamento, debido al “inescrupuloso” e “imprudente” manejo de los pacientes por la realización de cirugías con alto riesgo de complicación o completamente inútiles, pues en varios casos las afecciones de los pacientes pudieron haber sido debidamente tratadas con tratamientos menos invasivos.

La investigación se centró en 83 historias clínicas de las que el panel de peritos de la fiscalía concluyó que los médicos imputados optaron “superficialmente por terapias arriesgadas y desproporcionadas, violando reiteradamente los protocolos del quirófano y manteniendo una misma actitud de total imprudencia incluso en las etapas posteriores a la realización de las intervenciones quirúrgicas que tenían alto riesgo de complicaciones postoperatorias.” Incluso se pone en tela de juicio la habilidad profesional de los médicos, particularmente de Marco Clemente.

Otras intervenciones quirúrgicas efectuadas por los acusados fueron cuestionadas por los peritos por estar “caracterizadas por la inexperiencia en la etapa de ejecución y por la total negligencia en el manejo postoperatorio con omisión del control prescrito” y frente a la evidencia de complicaciones.

Además de las acusaciones por homicidio se presentaron acusaciones por lesiones, pero la fiscalía determinó que de momento estas no son procesables por falta de mayor evidencia.

Con fundamento en varias denuncias y en el resultado de la investigación, la fiscalía de Salerno presentó acusación penal por “múltiples homicidios” y el juez de instrucción ordenó este miércoles el arresto domiciliario de Carmine Napolitano y la suspensión provisional del ejercicio de la medicina e inhabilitación de Marco Clemente. Respecto de este último la fiscalía ha sido enfática en que “tuvo un papel activo y de decisión conjunta en la elección e implementación de los tratamientos terapéuticos.”

En otro caso, también relacionado con la medicina, en octubre un tribunal en el norte de Italia, en Monza, sentenció a dos años de prisión al médico Valerio Cerani por la extirpación indebida del estómago de una paciente por un error en el diagnóstico.

En un caso todavía más mediático, en septiembre, después de años de investigación y frente a nueva evidencia, la fiscalía de Suecia anunció la presentación de cargos por agresión agravada en contra del médico italiano Paolo Macchiarini quien en 2011 logró el primer trasplante de tráquea sintética usando células madre, lo que le ganó fama mundial como pionero de la medicina regenerativa.

Más información giustizianews24.it

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net