Imprimir
Elefantes

 

Grupos amenazan con iniciar acción legal para cambiar decisión sobre destino de la última elefanta de circo

En Países Bajos, estas últimas semanas han girado, además del coronavirus, en torno de la discusión del destino de Buba, el último elefante de circo que queda en el país. La semana pasada la ministra de agricultura decidió que el animal permanezca con los dueños del circo, decisión que podría ser recurrida en los tribunales.

Desde 2015 se prohibió a los circos y espectáculos la presentación y viajes de animales silvestres y exóticos, pero se hizo una excepción con Buba que ha estado con la familia Freiwald desde hace 30 años.

Con la llegada de la pandemia, la familia Freiwald, propietaria del circo de Buba, se ha visto en una precaria situación económica teniendo que mantenerse sin viajar en un terreno propiedad privada en la localidad de Beringe.

Para la familia, el gobierno podría ayudarlos si permiten que Buba, sin hacer presentaciones, sea mostrado a los niños. “Los niños en edad escolar podrían venir y ver a Buba en un ambiente educativo en el que ella no actúe y eso podría contribuir a mantenerla”, dijo un vocero de la familia. Mantener a Buba cuesta alrededor de 70,000 euros al año y la expectativa de vida de estos animales es de 50 años.

La semana pasada la ministra de agricultura, Carola Schouten, decidió que lo mejor para la elefanta es permanecer con la familia Freiwald para no ser movida del entorno que le es familiar. La decisión fue apoyada por el voto de la mayoría de los parlamentarios neerlandeses.

La alternativa a esta decisión era enviar a Buba a un refugio en Francia, pero el hecho de que ahí iba a estar sola presentó objeciones para los políticos que tomaron la decisión.

El que Buba permanezca con la familia es una decisión que ha sido criticada por organizaciones que velan por el bienestar animal, como Animal Rights y Bite Back, que esta semana han amenazado con iniciar acción legal en contra de la decisión. "Que los parlamentarios, que no son expertos en estos temas, quieran condenar a Buba a una vida como un anuncio viviente de un circo que está en sus últimas etapas es nada menos que populismo", dijo un vocero de estas organizaciones a la emisora local Limburg1.

Para estas organizaciones la mejor alternativa para Buba es el refugio en Francia porque, pese a que va a estar sola, le permitiría estar en un ambiente lo más natural posible. “No hay razón para dar al circo otro respiro a pesar del enrevesado razonamiento de la ministra. Los intereses de Buba están siendo sacrificados en aras de un sentimiento barato de una ministra cobarde”, declaró en duras palabras el vocero.

Así que de momento el destino de Buba sigue siendo incierto, pues se desconoce si estas organizaciones sí presentarán acción legal o si el ministerio está dispuesto a cambiar de opinión.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net