Representación de Internet

 

Dictan 40 años de prisión al organizador de una de las más grandes redes de tráfico sexual en línea en Corea del Sur

Este jueves la Corte del Distrito Central de Seúl dictó sentencia de 40 años de prisión a Cho Ju-bin, un graduado universitario de 25 años responsable de la creación de una de las más grandes redes de tráfico sexual en el país asiático, que operaba en un grupo de chat en la red social Telegram.

A principios de este año, Cho fue imputado con 14 cargos penales relacionados con la organización de una red criminal que operó de mayo a febrero de este año. Durante este tiempo él y sus cómplices extorsionaron a 74 mujeres, incluidas 16 menores de edad, para filmar videos sexuales y venderlos a los miembros de un grupo de chat creado en Telegram. Se conoce que unas 10,000 personas tuvieron acceso al chat, pagando un promedio de 1,200 dólares para ingresar y ver los videos.

Durante el proceso en contra de este joven acusado también de haber violado la ley de protección de menores de abuso sexual, se conoció incluso la orden que dio a uno de sus cómplices de violar a una joven menor de edad que fue extorsionada por ellos.

Por la magnitud de los delitos, la fiscalía pedía una sentencia de cadena perpetua, exponiendo los daños permanentes que hicieron a las víctimas de quienes revelaron sus identidades y datos. Durante el proceso una víctima declaró que Cho y sus cómplices son tan malvados que merecen dos mil años de prisión.

El tribunal, sin embargo, dictó a Cho una sentencia de 40 años de prisión. Además, ordenó que durante 10 años sean publicados sus datos personales y que se le prohíba durante 10 años trabajar con niños o menores de edad una vez que cumpla la sentencia. Lo de los datos personales es importante porque inicialmente se presentó una orden de no dar a conocer su identidad, para luego ser revelada, siendo este el primer caso en el que se tomó una medida oficial de divulgación de identidad de un delincuente sexual.

También se le ordenó usar un brazalete electrónico durante 30 años después de cumplido su tiempo en prisión y a pagar una multa de 100 millones de wons, equivalentes a unos 90,000 dólares estadunidenses.

Al dictar la sentencia, el tribunal señaló: “El acusado ha distribuido ampliamente contenido sexual abusivo que ha creado al seducir y amenazar a muchas víctimas”, reconociendo que al revelar la información de las víctimas les generó un daño irreversible.

El tribunal también señaló que este hombre debe ser removido de la sociedad durante un largo tiempo dada “la gravedad de sus delitos, el completo número de víctimas y el daño que les ha hecho, su influencia nociva en la sociedad y su actitud (sin arrepentimiento).”

Este tribunal también condenó a cuatro de los cómplices de Cho a sentencias de entre siete y 15 años de prisión. La pena máxima de 10 años de prisión para delincuentes juveniles fue dictada a uno de los cómplices de 16 años.

Conocida la sentencia grupos defensores de los derechos de las mujeres se mostraron complacidos, pero advirtieron que esta sentencia “es solo el principio del fin del caso de abuso sexual en Telegram”, ya que existen otros chats y otros acusados de redes de pornografía infantil y extorsión. Sobre este particular la policía ha declarado que ha detenido a 124 personas sospechosas de participar en estas redes y a 18 operadores de chats, entre los que Cho está incluido.

También se han hecho declaraciones sobre la necesidad de que la policía y demás autoridades protejan más a las víctimas de delitos sexuales, esto porque son muchos los casos en los que las autoridades, de policías a jueces, no actúan o lo hacen lentamente dejando a las mujeres en estado de desprotección. Un ejemplo de esta actitud fue la reducción de la sentencia por violación dictada a un cantautor coreano.

Sobre este tema, Cho Eun-ho, uno de los abogados del importante grupo de Abogados por una Sociedad Democrática, Minbyun, dijo: “Las fuerzas del orden y los tribunales deben utilizar todos los medios posibles para proteger los derechos de las víctimas, que pueden ser empoderadas para volver a vivir sus vidas ayudando a llevar a los perpetradores ante la justicia.”

Más información koreaherald.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net