Instrumental médico

 

Corte de Casaciones de Dubái confirma sentencia condenatoria a un médico dominicano y a otros dos por negligencia médica

La Corte de Casaciones de Dubái confirmó esta semana la sentencia condenatoria dictada a dos médicos y un técnico y su deportación inmediata al término de la sentencia por la cirugía de nariz mal practicada a una paciente de 26 años que quedó con daño cerebral.

Los profesionistas de la salud, un cirujano de República Dominicana de 59 años, un anestesiólogo de 65 y un técnico de 69, los dos últimos originarios de Siria, apelaron la sentencia de un año de prisión y deportación inmediata dictada en relación con la operación para corregir un defecto en la nariz de Rowda Almaeeni, una joven mujer de 26 años, realizada en abril de 2019.

Según se declaró en el tribunal, durante la cirugía que debía durar dos horas, la joven sufrió un paro cardiorrespiratoria que la dejó sin oxígeno en el cerebro durante siete minutos lo que le ocasionó un severo daño cerebral.

Tras lo ocurrido, la familia la trasladó a un hospital en Estados Unidos en el que estuvo varios meses y a su regreso a Emiratos Árabes Unidos recibió terapia de recuperación cuatro meses más en un centro de especialidades en Abu Dabi.

Durante el tiempo que duró el procedimiento legal, la clínica en la que se realizó la cirugía, First Med Day Surgery Centre, permaneció abierta, además de que no se revocaron las licencias para ejercer la medicina a los procesados.

Respecto de la clínica, la Corte de Casación confirmó la multa impuesta de 300,000 dírhams, equivalentes a 81,680 dólares estadunidenses.

A partir de este caso, las autoridades de salud reformaron las reglas de operación de clínicas y hospitales y han concedido a estas instituciones un plazo de 18 meses para obtener certificaciones internacionales que las acredite como centros de salud de alta calidad o de lo contrario serán clasificadas como clínicas en las que se permite realizar menos procedimientos.

“Se ha hecho justicia penal a la víctima Rowda Almaeeni y la sentencia confirmada de la Corte de Apelaciones es final y no está sujeta a apelación”, declaró a los medios el abogado Isa bin Haider, director de la firma legal Bin Haider Advocates and Legal Consultants.

“El poder judicial ha reivindicado a la víctima y ordenado este castigo para que sea disuasor de cualquier otro médico y asistente negligente”, dijo el abogado.

“Esta tragedia, resultado de la negligencia y del incumplimiento del cirujano y de sus asistentes, no debe volver a ocurrir”, añadió el abogado, respaldando la acción de la familia de Rowda Almaeeni que abogan por sanciones más estrictas por mala práctica médica.

A lo anterior, el abogado Isa bin Haider añadió: “Estamos en proceso de presentar una demanda civil para buscar daños compensatorios por la pérdida ocurrida, haciendo notar que ningún monto de dinero puede deshacer estos daños.”

Por lo pronto, los tres responsables del daño a la salud de la víctima irán a prisión y a su salida serán enviados de regreso a sus países de origen sin posibilidad de regreso a Emiratos Árabes Unidos.

Más información thenational.ae

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net