Estatua de la Justicia, Dublín

 

Suprema Corte de Noruega confirmó máxima sentencia de prisión dictada a expolicía por corrupción y narcotráfico

El 10 de noviembre la Suprema Corte de Noruega confirmó la sentencia de 21 años de prisión, la más larga que puede dictarse en ese país, al exoficial de la policía de Oslo, Eirik Jensen, por corrupción y narcotráfico. Se trata del último recurso con que contaba el expolicía.

Mientras estuvo activo en la policía de Oslo, Eirik Jensen fue considerado uno de los mejores y más respetados policías, encargado de conducir exitosos operativos en contra de organizaciones delictivas y de narcotraficantes, de tal forma que incluso el Distrito de Policía de Oslo publicó un libro sobre su carrera. Por sus méritos, su arresto en febrero de 2014 mientras caminaba a la estación de policía, fue una sorpresa para todos. Fue acusado de haber cooperado con el conocido narcotraficante Gjermund Cappelen, quien había sido detenido dos meses antes.

Esta acusación inició un periodo de más de seis años de enfrentamientos en los tribunales, con Jensen negando la cooperación con el narcotraficante de quien, declaró, solo lo usaba como su informante. La Corte de Apelaciones ordenó la reposición del proceso en contra de Erik Jensen, pero en el nuevo juicio una vez más fue encontrado culpable de corrupción y narcotráfico y sentenciado a 21 años de prisión, la máxima sentencia, considerando la gravedad de los delitos por haber defraudado a la sociedad en su calidad de servidor público. Anders Behring Breivik, responsable de la muerte de más de 70 personas y un supremacista blanco de 22 años son otras dos personas imputadas por graves delitos a quienes se les ha impuesto la máxima sentencia.

Además de la pena de prisión, se le impuso el pago de una compensación de 1.4 millones de coronas noruegas, equivalentes a 155,000 dólares estadunidenses.

Dictada la nueva sentencia condenatoria, Eirik Jensen volvió a presentar apelaciones hasta que en junio pasado el caso llegó a la Suprema Corte, instancia que solo revisa si no se cumplió el debido proceso, la aplicación de la ley o la duración de las sentencias. La semana pasada, el máximo tribunal confirmó la sentencia de culpabilidad considerando que la sentencia está “bien estructurada y es extremadamente completa." El tribunal no se pronunció sobre la duración de la sentencia ni sobre el monto de la compensación.

Mientras se esperaba la decisión de la Suprema Corte, Jensen estuvo bajo custodia de tal forma que su sentencia pudo empezar a ser prestada inmediatamente. De ella se descontarán los días que ya estuvo detenido y se le concedió el derecho a salir bajo palabra una vez que haya cumplido dos terceras partes de la sentencia.

Conocida la decisión, el abogado de Jensen, John Christian Elden, se manifestó contrariado. “Es decepcionante que no hayan tomado el caso bajo consideración”, declaró al medio noruego NRK. “Este es un caso tan especial que teníamos la expectativa de que fuera considerado.”

Por su parte, la fiscal de la policía que persiguió el caso, Guro Glærum Kleppe, declaró a NRK que “para Asuntos Internos esta ha sido un caso que ha exigido mucho de todos nosotros”, es decir, la policía, y agregó que “es bueno llegar a una decisión final.”

Gjermund Cappelen, quien Jensen decía que era su informante, también fue procesado y sentenciado a 13 años de prisión con la posibilidad salir libre bajo palabra en agosto de 2022.

Más información newsinenglish.no

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net