Microscopio

 

Distintos aspectos de la fertilización In vitro con donador de esperma están siendo discutidas en Japón y Corea del Sur

La Cámara de Consejeros de Japón, cámara alta de la Dieta, empezó esta semana la discusión de nuevas disposiciones respecto de la donación de esperma y de óvulos para las fertilizaciones In vitro, pero ha pospuesto la discusión respecto de las transacciones comerciales de esta material genético.

Pese a que las transacciones comerciales de esperma no están reguladas en Japón, y que la Asociación Japonesa de Ginecobstetricia no permite a sus asociados involucrarse en transacciones mercantiles de este tipo, desde febrero de 2019 empezó a prestar servicios en ese país asiático el banco de esperma danés Cryos International, cuyos servicios hasta ahora han sido usados por más de 150 mujeres localizadas en 30 de las 47 prefecturas de Japón, en cifras que incluyen a mujeres solteras, LGBT y cuyos esposos son infértiles.

Esta empresa, que tiene esperma de unos 1,000 donadores, principalmente europeos y estadunidenses, presta servicios enviando por paquetería el semen adquirido. Según sus datos, unas 65,000 personas en el mundo han nacido gracias a sus servicios desde que fue fundada en 1987.

Japón enfrenta una baja tasa de natalidad. A esta baja tasa se debe agregar que los donadores de esperma han empezado a disminuir motivo por el cual desde hace dos años el Hospital Universitario Keio, una de las mayores instituciones que brindaban servicios de fertilización mediante donador, ha dejado de recibir pacientes. Esta situación, a juicio de Cryos Internacional, hace necesaria que se regule la prestación de estas transacciones comerciales para que más mujeres tengan acceso al banco.

En Corea del Sur, un país también con una muy baja tasa de natalidad, el problema de la fertilizaciones radica en que la Ley de Bioética y Seguridad no permite que mujeres solteras tengan acceso a tratamientos de fertilización, además de que los tratamientos exigen la autorización del cónyuge.

Esta ley dispone que las mujeres solo pueden ser inseminadas con esperma donado cuando el esposo es infértil o cuando tiene un grave enfermedad genética.

Estas disposiciones que limitan la capacidad de las mujeres de tomar sus propias decisiones, han sido puestas de relieve esta semana por la actriz japonesa radicada en Corea del Sur, Sayuri Fujita, quien dio a luz a su hijo el 4 de noviembre. Se trata de una madre soltera por decisión y su hijo nació de un donador de esperma anónimo, pero para realizar el tratamiento de fertilización tuvo que viajar a Japón.

“En Corea, solo se permite a las personas casadas las fertilizaciones In vitro. Todo era ilegal [para mi]. Espero que el país reconozca el derecho a tener hijos”, declaró Fujita en entrevista con la televisora KBS.

La experiencia de Fujita ha desencadenado diferentes declaraciones como la del presidente del banco público de esperma de Corea, Park Nam-cheol, quien dijo: “Las mujeres solteras deben ser apoyadas de forma legal y médica cuando tomen su propia decisión de tener la oportunidad de tener un hijo.”

Park mencionó que la mayoría de los países de la OCDE, México incluido, permiten la inseminación de mujeres solteras desde hace más de 30 años. “La razón por la que la inseminación intrauterina con esperma donado está permitida en estos países desarrollados es que la opción de un embarazo y parto es un asunto de los individuos, no algo que un país o sociedad pueda forzar a hacer o no”, dijo.

Legisladores también se han pronunciado sobre la necesidad de modificar la ley. Una de ellas, la representante Kang Min-jin, dijo que la ley vigente debe ser revisada porque pertenece al pasado por no reconocer el derecho de autodeterminación de la mujeres.

“La ley tiene la falsa percepción que solo el nacimiento de hijos dentro del matrimonio puede ser tratado como normal”, dijo la legisladora.

Más información japantimes.co.jp /koreaherlad.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net