Madre e hijo

 

Permiso adicional concedido para proteger la condición biológica de la mujer y su especial relación con el hijo no es discriminatorio

Este miércoles el Tribunal de Justicia de la Unión Europea publicó una decisión respecto de si equivale a trato discriminatorio hacia los padres trabajadores que crían solos a sus hijos el otorgamiento de un permiso adicional de maternidad a las madres trabajadoras que crían ellas solas a sus hijos.

El caso fue referido al tribunal europeo por el Tribunal Laboral Paritario de Metz, Francia, (Conseil de prud’hommes) respecto de la disposición de un contrato colectivo de trabajo que contiene un permiso adicional de maternidad concedido a las madres trabajadoras que crían ellas solas a sus hijos. El contrato colectivo es del Sindicato CFTC del personal de la Caja Primaria de Seguro de Enfermedad (CPAM) del Mosela.

La Corte de Casación francesa ya había fallado que la disposición controvertida se refiere a un permiso adicional de maternidad ofrecido cuando expira el permiso legal de maternidad, por lo que su finalidad es proteger la especial relación entre la mujer y su hijo durante el período posterior al embarazo y al parto. La pregunta que se elaboró es si el Derecho de la Unión excluye la posibilidad de reservar a las trabajadoras que crían ellas solas a sus hijos un permiso de tres meses durante el cual percibirán la mitad de su salario o un permiso de un mes y medio con su salario completo y un permiso sin sueldo de un año, después del permiso de maternidad.

Al decidir, el Tribunal de Justicia partió del principio de igualdad entre hombres y mujeres que prohíbe toda discriminación directa o indirecta por razón de sexo en relación con las condiciones de empleo y de trabajo. Pero concluyó en este caso que si el permiso no se refiere a la crianza de los hijos en sí, sino a un permiso para proteger la condición biológica de la mujer respecto de las consecuencias del embarazo y la especial relación de ella con su hijo durante el período posterior al parto, no es discriminatorio y, por tanto, no es debido a los padres trabajadores que crían ellos solos a sus hijos.

Bajo esta guía, el tribunal laboral francés debe revisar ahora si ese permiso de maternidad adicional establecido en el contrato colectivo de trabajo es otorgado para proteger la condición biológica de la mujer derivado del embarazo y su especial relación con el hijo, porque de no ser así, se estaría frente a una medida discriminatoria no solo hacia los padres trabajadores sino también hacia las madres adoptivas trabajadoras que crían ellas solas a sus hijos si tampoco están incluidas en este permiso adicional de maternidad.

Respecto de las relaciones laborales, hay ciertas disposiciones que suelen presentar un trato diferenciado entre madres y padres trabajadores. Por ejemplo, en México durante muchos años el seguro de guarderías a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, estuvo reservado a madres trabajadoras y luego se incluyeron padres trabajadores que criaran ellos solos a sus hijos. La reforma a esta disposición de la Ley del Seguro Social fue publicada el 21 de octubre de 2020 para, finalmente, eliminar toda diferencia y establecer que el seguro cubre a “las personas trabajadoras” afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Más información curia.europa.eu

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net