Peinado de trenzas

 

La empresa de paquetería UPS relaja sus normas de aspecto de empleados para ser inclusiva y diversa

En un cambio de políticas corporativas, la empresa de paquetería UPS anunció esta semana la relajación de algunas normas sobre la apariencia personal para permitir barbas, estilos de cabello y piercings pequeños en las orejas o “estilo ejecutivo”.

Como muchas empresas, UPS tiene una larga lista de guías sobre la apariencia física que deben cumplir sus más de 500,000 empleados en el mundo, como el largo (o corto) de los shorts, los tipos de peinados y el uso de barba y bigote.

Previo a estos cambios implementados por la nueva directora ejecutiva, Carol Tomé, la empresa prohibía a sus empleados el vello facial, salvo que su uso fuera por razones religiosas o médicas, en cuyo caso se les expedía un permiso. Religiones como la sikh prohíben que hombres (y mujeres) se rasuren y corten su cabello como una forma de aceptar incondicionalmente la obra de Dios de manera que signos externos de su fe son la barba, el turbante que recoge el cabello y una daga.

Aunque las empresas tienen derecho de establecer sus códigos de vestimenta, este derecho tiene como límite el libre desarrollo de la personalidad, aspecto que está protegido en varias legislaciones, además del cuidado que deben tener de no incurrir en actos de discriminación.

Por ejemplo, UPS fue demandado en la oficina del empleo, US Equal Employment Opportunity Commission, de los Estados Unidos por las reglas sobre el largo del cabello y la prohibición a las barbas. Para poner fin a esta controversia, en 2018 aceptó pagar 4.9 millones de dólares en compensaciones, pero no relajó la norma.

El cambio de reglas supone ahora la aceptación de afros y rastas como estilos de peinado y son una respuesta de la empresa a las exigencias de inclusión y diversidad. Es interesante de señalar que mientras UPS apenas acepta las rastas, el ejército de los Estados Unidos las aceptó en enero de 2017. En esa institución la directiva aprobada especifica que las rastas “serán de dimensión uniforme; tendrán un diámetro no mayor de medio pulgada; y, se debe presentar una apariencia limpia, profesional y bien arreglada." El cabello arreglado en trenzas o rastas no es solo un tema cultural o de religión, sino la forma en que las mujeres negras encuentran más fácil peinar su cabello.

Hay otras reglas de cuidado personal impuestas por las empresas que han sido legalmente cuestionadas. Por ejemplo, en España el despido de una empleada por haberse negado a maquillarse fue anulado por el Tribunal Superior de Madrid, al concluir que obligar a la mujer a maquillarse constituía una lesión a su derecho fundamental de imagen.

En el Reino Unido el Parlamento debatió la existencia de normas de presentación personal impuestas por algunas empresas considerada sexistas. El debate se abrió a partir de la recolección de más de 100,000 firmas por Nicola Thorpe una empleada de PricewaterhouseCoopers en Londres que fue suspendida por haber usado zapatos planos y no de tacón como lo exige la normativa de la empresa.

El cambio de reglas de UPS, que sigue exigiendo que los tatuajes se cubran, se presentan como el esfuerzo para “celebrar la diversidad en lugar de las restricciones corporativas”. Es una forma de hacer de la empresa (o tratar de hacerla parecer), una más diversa e inclusiva al eliminar incluso reglas de apariencia vinculadas al género.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net