Pizza

 

Como medida adicional por el coronavirus, París prohíbe las venta de comida y bebidas alcohólicas por la noche

Además de las restricciones impuestas en Francia a nivel nacional el 30 de octubre para tratar de reducir el número de contagios de Covid-19, el gobierno de París prohibió desde el viernes 6 de noviembre la venta de comida preparada y de bebidas alcohólicas entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana del día siguiente.

El anuncio de esta nueva medida fue realizado por la alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo, quien dijo que se trataba de una medida necesaria para evitar que la gente siguiera reuniéndose afuera de los restaurantes de comida para llevar o en los locales de venta de bebidas alcohólicas. Esto porque pese a las estrictas medidas que están vigentes, las autoridades perciben que muchas personas están en las calles parisinas durante la noche, posiblemente debido a la gran resistencia que los habitantes han puesto a las nuevas restricciones.

Las nuevas medidas de confinamiento fueron decretadas por el presidente Emanuel Macron e iniciaron vigencia el viernes 30 de octubre. Aunque las escuelas, desde el kindergarten hasta la educación preuniversitaria siguen abiertas, los habitantes tienen prohibido salir de sus casas salvo que se trata de traslados a la escuela, trabajo o centros de entrenamiento, citas médicas que no pueden ser pospuestas, razones familiares estrictas como enfermedad o cuidado de niños, entrenamiento individual o salir con el perro a una distancia no mayor de 1 kilómetro de la casa, citas judiciales o administrativas y llevar a los hijos a la escuela o a actividades escolares. En estos casos se debe tramitar un certificado que autoriza las salidas y que debe ser mostrado a la autoridad cuando así se solicite. Se trata de un documento que se tramita vía Internet.

No respetar estas reglas puede significar la imposición de multas de hasta 135 euros.

Otras reglas impuestas establecen el cierre de actividades consideradas no esenciales y de bares y restaurantes que no ofrezcan servicio de comida para llevar.

Los templos permanecen abiertos para la celebración de bodas, con asistencia de seis personas máximo, y de funerales, con asistencia de máximo 30 personas. En todos los casos el uso del cubrebocas es obligatorio, incluidos niños mayores de 6 años.

La recomendación es el trabajo desde casa y en los casos en que no se pueda, que se hagan turnos escalonados para tratar de evitar en la medida de lo posible mucha gente reunida en un mismo lugar al mismo tiempo.

Aunque las fronteras europeas permanecen abiertas, hacia el resto del mundo se han cerrado e incluso se han impuesto restricciones de viaje entre regiones de Francia. Todo esto por un repunte en los contagios que se están traduciendo en hospitales que están otra vez cerca de estar saturados con pacientes Covid.

La situación es grave porque el 7 de noviembre Francia reportó 86,582 nuevos casos cuando en marzo el día que más casos diarios se reportó fue de 7,578. Esto significa que esta vez, aunque el número de muertes es considerablemente menor, son más personas las que se están contagiando.

Más información france24.com /gouvernement.fr

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net