Balanza judicial

 

Tribunal desecha demanda presentada por empresario ruso en contra de exagente del MI6 en relación con hackeo de demócratas en 2016

El 30 de octubre, un juez del Tribunal Superior de Inglaterra y Gales concluyó que el exagente del órgano británico de seguridad exterior MI6, Christopher Steele, no es culpable de difamación del empresario ruso Aleksej Gubarev en un tema relacionado con el hackeo a cuentas de correo del Partido Demócrata de Estados Unidos durante la carrera presidencial de 2016.

En 2016, semanas antes de la elección, se filtraron a los medios, correos escritos por la entonces candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton. La filtración, realizada por Julian Assange de Wikileaks supuso un grave revés para la candidata que, junto con otros factores perdió la presidencia.

Esta filtración de información fue investigada por los demócratas y Christopher Steele fue contratado para investigar el asunto. Resultado de la investigación, el exagente británico redactó un documento en el que señaló que Aleksej Gubarev tenía conocimiento del hackeo de las cuentas de correo de los demócratas ya que los servicios de inteligencia rusos que presuntamente hicieron el hackeo usaron los servicios de Webzilla, la empresa proveedora de servicios de Internet de Chipre, propiedad de Gubarev.

En 2017 este reporte se filtró a los medios y BuzzFeed lo publicó, con lo que el nombre de Aleksej Gubarev salió a la luz pública. Cabe señalar que este reporte fue unos de los tantos documentos utilizados por el fiscal especial Robert Muller para investigar la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 y para el posterior procedimiento de impeachment de Donald Trump, del que terminó siendo absuelto.

Por la aseveración de que tenía conocimiento del hackeo de las cuentas de los demócratas, Aleksej Gubarev demandó por difamación a Christopher Steele y a su empresa de consultoría Orbis Business Intelligence en el Tribunal Superior para Inglaterra y Gales.

El juez Mark Warby concluyó que, en efecto, la aseveración de que el empresario ruso tenía conocimiento de la filtración equivale a una difamación, pero liberó de responsabilidad a Steele y a su empresa Orbis porque desconocían que el reporte iba a ser publicado por los medios. “Así, el reclamo del señor Gubarev debe ser desechado”, sentenció el juez.

Durante el proceso Christopher Steele dijo que de haber sabido, “hubiera hecho todo lo posible” para evitar que BuzzFeed publicara su reporte.

Esta es la segunda derrota que sufre el empresario ruso pues la demanda que presentó en contra de BuzzFeed fue desechada en diciembre de 2018 por un tribunal de Miami Dade, Florida, Estados Unidos.

Más información themoscowtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net