Bebé llorando

 

El caso presentado por dos mujeres para ser inscritas como madres del hijo, se remite al legislativo

El 21 de octubre, la Corte Constitucional de Italia declaró inadmisible el caso presentado por dos mujeres que desean ser inscritas en el registro civil como madres de su hijo, un infante que nació en Italia gracias a un procedimiento de inseminación artificial con donador realizado en el extranjero.

La Corte Constitucional examinó este asunto respecto de las cuestiones constitucionales presentadas para su consideración por el Tribunal Ordinario de Venecia sobre la ley de uniones civiles y el decreto sobre el estado civil de las personas.

El Tribunal de Venecia concluyó que al no permitirse que el hijo sea registrado por ambas madres en el acta de nacimiento, el marco legislativo vigente infringe los derechos de la madre llamada “intencional” y del infante, dando pie a una discriminación por orientación sexual.

La Corte Constitucional, sin embargo, concluyó que no hay materia porque reconocer el estado de la llamada madre intencional, es decir, la que no parió al hijo, en el contexto de las uniones civiles de dos mujeres, no está previsto en un precepto constitucional. Por tanto, concluye el máximo tribunal que se trata de una decisión discrecional que queda reservada al legislador como “el intérprete del sentimiento nacional” o motivación de la ley de uniones civiles.

De esta forma, el caso es remitido al legislador para que, sopese los intereses y valores que están implicados, “teniendo en cuenta las posiciones más habituales en el tejido social en un momento determinado.”

Finalmente, la Corte Constitucional concluyó que la identificación de las formas de protección de los infantes en situaciones semejantes a la del caso, como sucede en la ley respecto de la adopción, corresponde también al poder legislativo.

Con esta decisión, a las madres no les queda más remedio que inscribir de forma tradicional a su hijo, como madre la que alumbró, o empezar una campaña para impulsar un cambio legislativo, aunque en este caso se afectaría el derecho del hijo a ser reconocido por el estado ya que quedaría sin ser registrado civilmente.

En la Ciudad de México, antes Distrito Federal, este tipo de registro por dos madres se hizo por primera vez en 2012 después de que las madres lograran que el director del Registro Civil creara un formato especial de solicitud de registro de acta de nacimiento que, a diferencia de las solicitudes comunes, en el apartado donde dice “Datos de los Padres… nombre del Padre… Nombre de la Madre…” dice “Datos de las Madres …Nombre… Nombre…”.

Fue hasta 2019 cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación publicó dos tesis aisladas en las que se reconoció la comaternidad, señalando que “es una figura propia de la unión familiar homoparental constituida por dos mujeres, que se refiere a la doble filiación materna, por virtud de la cual la pareja de mujeres se encarga del cuidado bajo su seno de uno o más hijos, como cualquier otro ejercicio de crianza parental, aun cuando una de ellas o ambas no tengan un vínculo genético con el hijo o hijos”.

Al igual que en Italia, en Alemania tampoco se reconoce la comaternidad, aunque en este segundo país ya han dado un paso adelante al proponer una reforma en materia civil según la cual la madre no biológica en un matrimonio de dos mujeres podrá automáticamente quedar registrada como tutora legal del hijo de su esposa sin necesidad de tramitar la adopción.

Más información corteconstituzionale.it

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net