Mazo y birrete

 

Juez del Mecanismo Residual para Ruanda ordenó por seguridad el traslado de Félicien Kabuga de Francia a Países Bajos

El juez Iain Bonomy del Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales concluyó esta semana que por razones de seguridad, Félicien Kabuga, presuntamente responsable en el genocidio de Ruanda, sea procesado en La Haya, Países Bajos, y no en Arusha, Tanzania.

Félicien Kabuga fue detenido en mayo a las afueras de París, Francia. Se trata de una de las personas más buscadas para ser procesados por el genocidio de tutsis y hutus moderados en Ruanda en 1994 cuando en un periodo de 100 días murieron más de 800,000 personas a manos de la etnia hutu. El ex magnate del té y el café es acusado de haber financiado e importado una gran cantidad de machetes para las milicias étnicas hutus. Logró mantenerse al margen de la justicia durante 25 años.

El proceso de extradición de este hombre fue escuchado en un tribunal en París que el 30 de septiembre concluyó que podía ser extraditado. El plan original era extraditarlo a Tanzania, según lo declaró el fiscal general del Mecanismo Residual del Tribunal para Ruanda, Serge Brammertz. Sin embargo, tomando en consideración la situación del detenido y las condiciones actuales, el juez Bonomy enmendó la orden de arresto y la orden de transferencia. “Considero que hay circunstancias excepcionales y que será en interés de la justicia [enviar a Kabuga a La Haya]”, declaró al juez al dar a conocer su decisión.

El genocidio en Ruanda inició el 7 de abril de 1994 y fue una de las peores atrocidades de la historia de la humanidad. Para castigar estos hechos, la ONU estableció en el vecino país de Tanzania el Tribunal Penal Internacional para Ruanda en el que se escucharon casi 60 casos. Se trata de un tribunal cuyo mandato finalizó el 30 de junio de 2012.

Terminados los mandatos de los tribunales para Ruanda y la ex Yugoslavia, el Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales fue establecido por el Consejo de Seguridad de la ONU en 2010, para concluir la labor iniciada por estos tribunales. Así, el Mecanismo está integrado por dos subdivisiones que corresponden a los dos Tribunales. La subdivisión del Tribunal Penal Internacional para Ruanda, situada en Arusha (República Unida de Tanzania) comenzó a funcionar el 1 de julio de 2012. La subdivisión del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia está situada en La Haya y comenzó sus actividades el 1 de julio de 2013. Es a esta subdivisión a la que Kabuga será enviado para que inicie el proceso en su contra.

De momento se desconoce exactamente cuándo se hará el traslado de París a La Haya de Félicien Kabuga ni cuando será presentado ante el tribunal. Se sabe que su expediente médico será remitido al tribunal penal internacional en La Haya y que una vez que llegue a Países Bajos deberá estar en cuarentena 10 días.

Para el Mecanismo Residual para Ruanda este año ha sido de mucho trabajo pues también en Francia se detuvo a Aloys Ntiwiragabo considerado uno de los líderes del genocidio cuando fue jefe de la inteligencia militar y fundador de la milicia FDLR en el Congo. Su extradición también ha sido solicitada. En mayo, el fiscal Serge Brammertz confirmó la identificación de los restos de Augustin Bizimana, exministro de defensa de Ruanda e imputado por el Genocidio en Ruanda de 1994. Con las dos detenciones y la confirmación de la muerte de Bizimana, la lista de fugitivos más buscados por el genocidio de Ruanda, se redujo.

Más información france24.com /un.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net