Mazo judicial

 

Juez federal de Australia ordenó a televisora a republicar aclaración respecto de un caso de difamación

Este lunes, la juez federal de Australia, Anna Katzmann, ordenó a la cadena de televisión Network Ten a republicar la aclaración acordada tras demanda por difamación, en un lugar visible de su página web y no hasta el final de una página con términos y condiciones.

El caso de difamación se refiere a la demanda presentada en contra de la televisora por el estadunidense Dylan Hafertepen, cuyo esposo Tank Hafertepen, que era conocido como Jack Chapman, falleció después de haberse inyectado silicona en los genitales.

La historia de la pareja fue transmitida por Network Ten en noviembre de 2018 en un segmento del programa titulado The Project. La pareja de los Hafertepen fue una relación de dominación consentida en la que Dylan era el “amo” y Tank el “cachorro” sumiso.

Cuando en el programa de televisión se dio a entender que Dylan había tenido que ver algo en la muerte de su pareja, demandó a la televisora por difamación y en abril de este año las partes llegaron a un acuerdo en el que la televisora acordó publicar una aclaración en el sitio web 10play durante 14 días por lo menos en la que señalaran que Network Ten “no había tenido la intención de insinuar ni había insinuado que el señor Hafertepen hubiera tenido algo que ver con la muerte” y que “si alguien lo había entendido así”, esa insinuación se retiraba sin reservas.

La aclaración fue publicada, pero en la página de los términos y condiciones de los servicios prestados en la página web y hasta el final de esa página. Por tal motivo, Dylan Hafertepen regresó a los tribunales.

En la decisión de este lunes, la juez federal Anna Katzmann dijo que la cadena “obstinadamente sostuvo que tenía discreción absoluta sobre dónde [publicar] en la página web 10play”, porque los términos del acuerdo no disponían nada al respecto.

La juez declaró que, haciendo "una lectura objetiva" del acuerdo, esa posición era "insostenible" y, al publicar la aclaración en su página de términos de uso, "[la cadena] la puso en un lugar donde era muy poco probable que llamara la atención de alguien".

Para la juez, citando las palabras de otro juez en un caso no relacionado, la conducta de la televisora fue “un recurso cínico sobre la letra escrita” del acuerdo.

"Publicar la aclaración en un lugar donde era poco probable que alguien la viera y, mucho menos cualquiera que hubiera visto o escuchado la publicación, el tema de la demanda comprometido por el acuerdo, fue un acto de mala fe", concluyó la juez Katzmann.

Tomando en consideración estos argumentos, la juez Katzmann ordenó a la televisora a pagar los gastos legales en que incurrió en esta nueva acción legal como una indemnización, y por la “irracional” conducta de la empresa, ordenó cubrir una mayor proporción de los gastos legales que ordinariamente son adjudicados a la parte que gana la razón en procedimientos semejantes

Además, ordenó que se vuelva a publicar la aclaración, pero esta vez “en una página de 10play relacionada con el programa The Project”.

La juez federal Katzmann también está escuchando el caso de la demanda por difamación que Quaden Bayles, un niño aborigen de nueve años con acondroplasia, presentó en contra de la periodista Miranda Devine por una serie de tuits que hizo sobre un video en el que Quaden aparece llorando después de haber sido acosado por otros niños en la escuela. En esos tuits la columnista implica que el video es una “estafa” para hacer dinero.

Más información smh.co.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net