Representación de corrupción

 

Comisionada de la policía sudafricana fue imputada por su participación en la adjudicación ilegal de un contrato a una empresa

Este lunes se verificó en un tribunal de Sudáfrica una breve audiencia en la que se escucharon las imputaciones formales presentadas a la comisionada adjunta de la Policía Nacional para la gestión de recursos humanos en materia de corrupción, por la adjudicación de un sustancioso contrato para la instalación de luces de emergencia en las patrullas a una empresa cuyos costos son muy elevados.

Se trata de la teniente general Bonang Mgwenya quien está involucrada en la presunta adjudicación ilegal de contrato a la empresa Instrumentation for Traffic Law Enforcement Pty Ltd, propiedad de Vimpie Manthata, junto con otras catorce personas, incluyendo al ex comisionado de la policía, Khomotso Phahlane.

La comisionada adjunta fue detenida la mañana del lunes y presentada ante el tribunal de Palm Ridge de Johannesburgo, en donde escuchó que se le presentaron cargos por fraude, robo, obstrucción a la justicia, además de corrupción y lavado de dinero por su participación en un esquema en el que los acusados se aseguraron que el contrato de adjudicación para la instalación de las luces de emergencia en 1,550 patrullas de la policía fuera para la empresa de Vimpie Manthata, pese a que sus precios estaban muy por encima que los de los demás oferentes.

Desde que se investigó la adjudicación de este contrato, se suspendieron los pagos a la empresa a la que ya se le habían entregado 65 millones de rands, poco menos de 4 millones de dólares estadunidenses.

La fiscalía acusa a la teniente general Mgwenya, de 56 años, de haber obtenido varios beneficios por la adjudicación del contrato, entre ellos la asistencia de Vimpie Manthata para comprar un vehículo BMW X5, en cuya compra el empresario pagó casi medio millón de rands y obtuvo un importante descuento de la concesionaria automotriz para ella. Gracias a estas acciones, la acusada pudo pedir un préstamo por un millón de rands y financiar la adquisición del costoso vehículo, pero no proporcionó información sobre esta transacción a la policía como era su obligación como servidora pública.

Durante la audiencia, la funcionaria negó su participación en los hechos y se declaró no culpable de los delitos imputaos mencionando que tiene una explicación válida, pero no reveló más detalles.

Sin oposición de la fiscalía, el tribunal le fijó una fianza de 20,000 rands, equivalentes a 1,212 dólares estadunidenses, por lo que esperará su proceso en libertad hasta que inicien las audiencias del caso en el Tribunal Especializado para Delitos Mercantiles de Johannesburgo el próximo 16 de noviembre.

De más está decir que su preciado BMW X5, valuado en Sudáfrica en 1,680,148 rands, 101,855 dólares, fue decomisado por la policía el día en que fue detenida.

Más información timeslive.co.za

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net