Mazo judicial

 

Tribunal Superior de Hong Kong niega a sucesión de esposo homicida-suicida, heredar bienes de su víctima

El juez Russell Coleman del Tribunal Superior de Hong Kong concluyó que la sucesión de un hombre no tiene derecho a la sucesión de su esposa por las condiciones en que ella murió, ya que la conclusión forense indica que él la mató y luego se suicidó.

El homicidio-suicidio ocurrió el 4 de septiembre de 2017. Se trató del matrimonio de Fong Yin-ting, de 29 años y de Chow Wai-fai, de 30, quienes vivían en un departamento de lujo en una zona de Hong Kong.

Conforme con la investigación forense de los hechos, la pareja, que contrajo matrimonio en 2015, tuvo una fuerte discusión tras la cual Fong se fue de la casa durante tres días para regresar el 3 de septiembre. Al día siguiente los vecinos escucharon gritos de mujer y una hora después el cuerpo de Fong cayó en la terraza del quinto piso del edificio y, después, el cuerpo de él.

Al llegar al lugar de los hechos, los investigadores encontraron un charco de sangre y numerosas manchas de sangre en la sala de estar del departamento del matrimonio. En el cuerpo de Fong, la esposa, encontraron heridas defensivas en las manos y múltiples heridas en el cuello y espalda lo que los llevó a concluir que Chow atacó a su esposa con el cuchillo que fue encontrado en el departamento manchado de sangre.

Los investigadores estudiaron también el lugar en donde encontraron los cadáveres y concluyeron que el cuerpo de Fong cayó primero y luego el de Chow, lo que los llevó a establecer que, cuando ella estaba inconsciente por las heridas recibidas, él la lanzó por el balcón del departamento y luego se lanzó él. Ambos fallecieron consecuencia de la caída.

Una vez que se llegó a esta conclusión, la madre de Fong demandó a la sucesión de quien fue su yerno para ser compensada por la muerte de su hija con fundamento en la Ordenanza de Accidentes Fatales. Este caso no ha sido escuchado aun y se espera que la audiencia se celebre el 21 de enero de 2021.

Desde la muerte de los cónyuges, sus familias se hicieron cargo de sus sucesiones. La controversia radicó en si el esposo y, por ende, su sucesión, podían heredar los bienes de Fong puesto que ella murió sin testamento.

La semana pasada el juez Coleman del Tribunal Superior de Hong escuchó el caso y concluyó que la evidencia científica y la conclusión forense sobre las causas de muerte “fue lo que sucedió”, con lo que establece que la verdad legal es que Fong fue asesinada por su esposo.

A partir de esta conclusión y aplicando la Ordenanza de Reformas, que establece que una persona que ha matado a otra no puede obtener ningún beneficio de la muerte, sea que la mató de forma intencional, negligente o ayudándola a suicidarse, el juez concluyó que la sucesión de Chow no tiene derecho a la sucesión de Fong.

“No tengo ninguna duda al concluir que la madre [de la esposa] es la persona idónea para ser nombrada la administradora de la sucesión de la esposa, y así lo ordeno”, declaró el juez Coleman antes de dar el pésame a ambas familias.

Las leyes que prohíben que los homicidas hereden de sus víctimas son comunes en varias jurisdicciones. En Irlanda, sin embargo, en 2018 se presentó el caso que puso a prueba la Ley de Sucesiones de 1965, respecto de la herencia de los homicidas de la propiedad conjunta que tenían con sus víctimas.

El caso se presentó respecto de las pretensiones de Eammon Lillis, un hombre sentenciado y condenado por el homicidio de su esposa Celine Cawley que pedía la propiedad absoluta de los bienes que tenía con ella.

En este caso el juez concluyó que solo tenía derecho a la mitad de los bienes y recomendó al poder legislativo la revisión de la ley para regular concretamente estas situaciones.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net