Entrada a Auschwitz

 

Historiadora de una universidad inglesa está siendo demandada en Alemania por infringir la dignidad de una persona fallecida

La historiadora Anna Hájková está siendo demandada en un tribunal de Frankfurt por la hija de una sobreviviente del Holocausto de la que la historiadora sostiene que tuvo una relación lésbica con una guardia de las SS cuando estuvo recluida en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

Anna Hájková escribió un libro documentando el Holocausto desde el punto de vista de la homosexualidad. En este libro declaró que la documentación y testimonios de otras sobrevivientes indican que la mujer en cuestión tuvo una relación con la guardia de las SS, quien la siguió a cada campo de concentración en el que estuvo ingresada, reconociendo, sin embargo, que no hay prueba fehaciente de una relación lésbica.

En 2014, Anna Hájková contactó a la hija de esta mujer y ella le contó que la guardia tenía afecto hacia su madre y que eso le ayudó a obtener ciertos favores, pero que la relación nunca fue sexual. La hija declaró ante el tribunal que la historiadora prometió no mencionar el nombre de su madre en el libro, pero que esta promesa no se cumplió.

La situación escaló cuando el año pasado, Anna Hájková promocionó en Twitter conferencias sobre su investigación en Alemania y Austria y en estos mensajes no solo mencionó la relación de las dos mujeres, sino que escribió el nombre de la sobreviviente y publicó su fotografía. En un mensaje escribió en alemán que “las internas del … campo satélite de mujeres observaron la relación entre la guardia y la prisionera con fascinación y aversión.”

Con fundamento en una disposición de la Constitución que protege los derechos personalísimos post mortem en Alemania, la hija presentó una demanda en contra de la historiadora en Alemania, radicando ahí el proceso porque su madre, al haber sido ciudadana alemana, queda protegida por esta disposición.

Durante el proceso su abogada expuso que las declaraciones de Hájková amenazaban la “imagen y los logros de toda la vida”. El abogado de la historiadora, por su parte, expuso la libertad de expresión y de opinión como defensa.

En abril de este año la corte de Frankfurt concluyó que la historiadora había infringido la dignidad de la sobreviviente fallecida en 2010 y le ordenó que no mencionara que la prisionera había tenido una relación sexual o lésbica con la guardia y que no usara su nombre completo ni su fotografía sin la autorización de la hija.

Con fundamento en esta decisión, la hija ha presentado una nueva acción civil en contra de Anna Hájková, quien también es descendiente de sobrevivientes del Holocausto, pidiendo una compensación de 25,000 euros por presuntamente haber infringido cinco veces la decisión de abril del tribunal. Además presentó una queja a la Universidad de Warwick, en Inglaterra, donde la historiadora es profesora asociada de Historia Contemporánea.

Anna Hájková niega haber incumplido la decisión judicial y declaró que incluso ha ido más allá de la orden judicial pues en lugar de abreviar el nombre de la prisionera usa un pseudónimo.

Por su parte, la Universidad de Warwick está realizando una investigación interna sobre los estándares éticos de la investigación de la profesora. Una recomendación preliminar indica que la historiadora debe asistir a un curso de entrenamiento para asegurarse que cumple con el código de ética de la universidad en materia de investigaciones. La hija de la sobreviviente no está satisfecha con esta recomendación y pide una sanción más fuerte.

Tanto el proceso judicial como la investigación en la universidad están en curso.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net