Imprimir
Emmanuel Macron

 

El presidente francés anunció una iniciativa de ley para fortalecer la separación iglesia-estado frente al “separatismo islámico”

El viernes, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, al declarar que el islam “es una religión que actualmente está en crisis en todo el mundo”, anunció que presentará una iniciativa de ley para fortalecer el secularismo.

El presidente dijo que para hacer frente al problema de la creciente radicalización del islam en Francia, en diciembre de este año presentará a la Asamblea Nacional una iniciativa de ley que reforma la ley de 1905 en la que se establece la separación iglesia-estado en Francia, con el objetivo de mejorar “nuestra capacidad de vivir todos juntos”.

La ley francesa en materia de religión permite que cualquier persona se adhiera a la creencia de su elección, pero el presidente anunció que propondrá el fortalecimiento de ciertas medidas para evitar que la demostración pública de la religión tenga un impacto negativo en las normas de convivencia social, particularmente en las escuelas y en el sector público.

El ejecutivo adelantó que para “liberar” al islam de influencias extranjeras, se supervisará el financiamiento que reciben la mezquitas en Francia, además de que se vigilarán más cercanamente las escuelas e instituciones que sirven exclusivamente a comunidades religiosas para evitar influencias exteriores.

La educación en casa será restringida para evitar que instituciones no registradas operen en el país adoctrinando a los niños con currículos educativos fuera del aprobado a nivel nacional, aunque se fomentará el aprendizaje del árabe en las escuelas y la creación de un Instituto de Islamología. Se prohibirá, sin embargo, que imanes extranjeros enseñen a clérigos en Francia.

La iniciativa también planteará dar facultades a los prefectos, que son los representantes locales del gobierno central, para anular las decisiones tomadas por los alcaldes de establecer cafeterías o albercas públicas por género, es decir, exclusivamente para hombres o para mujeres.

Curiosamente, la ley de 1905, que otorga una defensa cuando se ve comprometida la habilidad de expresar la libertad de conciencia, fue usada en tribunales en 2015 por un imán en contra de un musulmán salafista ultraconservador que criticaba al imán e interrumpía los servicios religiosos.

En interesante hacer notar que el anuncio del presidente Macron, que muchos han calificado con un fondo político, se hace en medio del proceso que se sigue en París en contra de 14 personas por los ataques al semanario Charlie Hebdó el 7 y 8 de enero de 2015, y una semana después del ataque perpetrado por un hombre cerca de donde estaban las oficinas del mencionado semanario y que las autoridades francesas calificaron como “terrorismo islámico”.

Francia fue de los primeros países en Europa en impulsar la prohibición al uso del velo islámico por las mujeres, prohibiendo desde mayo de 2011 que en lugares públicos las personas lleven la cabeza o la cara cubierta. Esta disposición fue recurrida ante la Corte Europea de Derechos Humanos que en 2014 concluyó que la ley no vulnera los derechos humanos.

La ley ha generado sentimientos de discriminación por parte de la población musulmana, por un lado, y, por el otro, ataques a quienes siguen usando el velo en lugares públicos o el llamado burkini en playas y piscinas públicas.

Más información middleeasteye.net

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net