Josef Stalin

 

Historiador ruso que expone los abusos del régimen de Stalin, fue sentenciado a 13 años de prisión por abuso sexual

En proceso de apelación, la Suprema Corte de Karelia, Rusia, dictó sentencia de culpabilidad y trece años de prisión al historiador ruso que documentó las violaciones a derechos humanos durante el régimen de Stalin, acusado de abuso sexual de su hija adoptiva.

Se trata de Yuri Dmitriyev, quien durante su carrera profesional ha expuesto la existencia de fosas con cadáveres de opositores políticos a Stalin perpetrados por el Gulag que era el órgano de gobierno soviético encargado de la administración de los campos de labores forzadas iniciados por Vladimir Lenin, pero que alcanzaron su máximo desarrollo durante el gobierno de Josef Stalin. En Occidente también se conoce como gulag a los campos de labores forzadas.

Defensores de derechos humanos exponen que, aunque los cargos por los que Yuri Dmitriyev es procesado son sumamente graves, están políticamente motivados en función de la campaña del gobierno actual de minimizar los crímenes cometidos durante la época estalinista, llegando a señalar incluso que en las fosas comunes encontradas hay cadáveres de rusos asesinados por finlandeses. Por esta política, los grupos que exponen las atrocidades del régimen estalinista han sido calificados de “organizaciones extranjeras” y por tanto, son muy vigilados. Uno de estos grupos recibe el nombre de Memorial y Yuri Dmitriyev era el presidente del capítulo en la ciudad de Petrozavodsk.

Yuri Dmitriyev fue acusado en 2016 de estar en posesión de pornografía infantil y de tocamientos indecentes a su hija que él y su entonces esposa adoptaron cuando tenía tres años. Adicionalmente fue acusado de estar en “posesión ilegal de parte de un arma de fuego” por la posesión de un rifle de caza de la era soviética que no sirve.

Durante el proceso que se llevó ante el tribunal de Petrozavodsk, Dmitriyev dijo que las fotografías por las que es procesado, de la niña desnuda a los cuatro, cinco y siete años, las tomó para documentar su crecimiento pues cuando la recibieron a los tres años estaba desnutrida. Fue acusado de un tocamiento indecente cuando la niña tenía ocho años y en el tribunal dijo que tocó la ropa interior de la niña para revisarla por una condición médica, lo que fue confirmado por el expediente médico de la menor.

Tras haber estimado la opinión de los forenses de que las fotografías en cuestión no contenían aspectos de pornografía y el expediente médico que sustentó el dicho del historiador, en abril de 2018 el tribunal de Petrozavodsk lo absolvió de los delitos de abuso sexual, aunque lo sentenció a 30 meses en una prisión de mínima seguridad por la posesión del rifle soviético inservible.

La sentencia fue apelada por el historiador y por la fiscalía y, en un proceso que ha sido señalado como violatorio de varias normas procesales, fue encontrado culpable de ambos delitos y sentenciado a 13 años de prisión en una institución penitenciaria de máxima seguridad.

El 22 de septiembre, cuando iniciaron las audiencias del proceso de apelación, Dmitriyev pidió un aplazamiento para que su abogado, quien lo ha defendido durante estos años, estuviera presente pues estaba convaleciente de una enfermedad. La Corte de Karelia rechazó el aplazamiento y cuando el historiador se negó a nombrar a otro abogado, le nombraron un defensor de oficio. La sentencia fue dictada el 29 de septiembre, lo que indica que al nuevo defensor no se le concedió el tiempo suficiente para familiarizarse con el caso.

Esta sentencia ha sido apelada ante la Suprema Corte de Rusia por lo que el historiador todavía tiene una oportunidad para demostrar su inocencia y el poder judicial ruso para demostrar que existe la independencia judicial y que sus decisiones se fundamentan en derecho y no en las opiniones políticas del presidente en turno.

Más información themoscowtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net