Joven con cubrebocas

 

Profesor de Derecho demanda al gobierno de japón por información clasificada sobre entrega de más de 120 millones de cubrebocas

En la Corte de Distrito de Osaka, Hiroshi Kamiwaki, profesor de Derecho de la Universidad Kobe Gakuin, presentó una demanda en contra del gobierno japonés por considerar que la información que solicitó respecto de los cubrebocas que el gobierno distribuyó en la población se entregó tarde y mal.

La demanda se refiere a las llamadas Abenomasks, nombre que hace referencia al proyecto económico Abenomics, de Shinzo Abe, quien hasta principios del mes pasado fue el primer ministro de Japón. Shinzo Abe renunció por razones de salud y fue sustituido en el cargo por Yoshihide Suga.

Como una estrategia del gobierno japonés para tratar de contener el contagio del coronavirus, se compraron máscaras faciales o cubrebocas lavables y se distribuyeron dos por casa. Sin embargo, la distribución fue muy lenta y los cubrebocas que se adquirieron de muy mala calidad, lo que llevó a los habitantes a cuestionar esta adquisición en particular, y la respuesta del gobierno al coronavirus, que en general, califican de muy mala.

Entre abril y mayo, el profesor Hiroshi Kamiwaki pidió información la gobierno sobre el costo unitario de los cubrebocas, la cantidad adquirida y demás detalles de los contratos otorgados. Algunos de estos documentos fueron entregados, pero se suprimió mucha información como el costo unitario de los cubrebocas y la fecha en que se hizo el pedido alegando que revelar esta información pondría en riesgo las gestiones del gobierno para un futuro contrato.

En la demanda, el profesor expone que la información no debió haber sido tratada como sensible porque hay muy pocas probabilidades de que el gobierno vuelva a adquirir esos cubrebocas que demostraron ser de mala calidad.

También señala que, pese a que la información fue ocultada, del resto de las cifras se puede inferir que el costo unitario de los cubrebocas fue de 143 yenes incluyendo los impuestos, 1.35 dólares estadunindenses, un precio que considera muy elevado comparándolo con otras máscaras faciales en el mercado. Por ejemplo, en los supermercados y farmacias se puede comprar una caja de 30 cubrebocas entre 800 y 1,000 yenes y los paquetes de tres cubrebocas lavables de rápido secado, de la marca Airism tienen un costo de 1,089 yenes.

En total, el gobierno distribuyó más de 120 millones de cubrebocas. El proyecto tuvo un costo de 26 mil millones de yenes, de los cuales 18.4 mil millones se gastaron en las gestiones y 7.6 mil millones en la distribución.

“El gobierno de Abe eliminó datos que consideraron inconvenientes para sus miembros. Me preocupa que el nuevo gobierno de Suga pueda heredar este legado negativo”, declaró el profesor Kamiwaki en conferencia de prensa que otorgó para explicar la demanda.

En la demanda el profesor pide que se desclasifique toda la información y se entreguen contratos y facturas, además de una compensación de 600,000 yenes por los daños que dice que sufrió por la mala acción del gobierno ya que le entregaron los documentos con información incompleta dos meses después de la fecha en que debían haber sido entregados.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net