Seúl, Corea del Sur

 

Se presentan cargos en contra de una parlamentaria coreana que trabaja con un grupo de apoyo a esclavas sexuales

Este lunes, la Oficina de la Fiscalía Oeste de Seúl, República de Corea, presentó cargos por fraude y malversación de fondos en contra de una parlamentaria que ha hecho activismo a favor de las mujeres que fueron forzadas a prostituirse con soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

El caso se refiere a las esclavas sexuales, que en un eufemismo Japón llama “mujeres de consuelo”. Se trata de mujeres, la mayoría coreanas, que fueron secuestradas, mantenidas cautivas, abusadas sexualmente y luego liberadas. Muchas de ellas, por temor y vergüenza, no revelaron este pasado. Fue hasta 1991 que una de estas víctimas, Kim Hak-soon, reveló que había sido secuestrada en 1944 por japoneses, cuando tenía 17 años, y obligada a prostituirse. A partir de su testimonio muchas más mujeres denunciaron esta atrocidad.

A partir de esta revelaciones se formaron grupos de apoyo a las víctimas y sobrevivientes y varias voces se alzaron a su favor, como la de la parlamentaria Youn Mee-hyang, del gobernante Partido Democrático, quien está siendo imputada con ocho cargos de fraude y delitos relacionados.

La fiscalía ha acusado a la parlamentaria de haber aceptado más de 360 millones de wons, equivalentes a 304,000 dólares estadunidenses, de apoyo del gobierno y haber usado el dinero para fines personales.

Entre otras se le acusa de haber recibido entre 2013 y 2020 unos 300 millones de wons del Ministerio de Cultura y del gobierno metropolitano de Seúl tras haber aplicado ilegalmente para recibir asistencia financiera para el Museo de Derechos Humanos de las Mujeres en la Guerra, administrado por el grupo cívico que encabeza. Se explica que la aplicación fue ilegal porque hizo parecer que el museo cumplía con todos los requisitos legales para quedar registrado como tal, incluyendo el contar con un curador.

Otros 65 millones de wons fueron aceptados ilegalmente por ella y otras dos personas del grupo cívico entre 2014 y 2020 del Ministerio de Equidad de Género para realizar siete proyectos.

Según la imputación, los 100 millones de wons que ella desvió fueron depositados a su cuenta bancaria personal o transferidas a su cuenta personal de la cuenta del grupo entre 2011 y 2020.

Por estos delitos, un integrante del Consejo coreano para las mujeres motivado por la esclavitud sexual militar impuesta por Japón, una organización no gubernamental, también fue imputado.

La denuncia en contra de Youn Mee-hyang fue presentada por una mujer del grupo cívico que encabezaba, Lee Yong-soo, que en mayo la acusó de “usar” a las víctimas y no gastar ninguno de los recursos en ellas. La acusación fue posterior a la elección de abril en la que Youn Mee-hyang ganó una curul en la Asamblea Legislativa de Corea, apoyándose en su trabajo a favor de las víctimas de esclavitud sexual.

En esta denuncia, sin embargo, no se incluyó una acusación por negligencia en el cumplimiento del deber respecto de la adquisición de un hogar refugio para las mujeres, pero que ha sido incluido por la fiscalía. Se trata de la compra de un inmueble para el grupo por encima del valor comercial, causando pérdidas para el grupo. Cuatro años después, el inmueble fue vendido por debajo del precio de mercado, aunque por la venta no fue imputada por la fiscalía.

La parlamentaria y activista ha negado su responsabilidad. “El anuncio de hoy no pueden echar abajo los 30 años de historia y de la causa del movimiento para solucionar el asunto de las mujeres de confort”, dijo la parlamentaria. “Probaré mi inocencia durante el juicio.”

Más información koreaherald.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It