Violencia a mujeres

 

Por el elevado número de violaciones y otros delitos sexuales, se decreta Emergencia Nacional en Liberia

George Weah, presidente de Liberia, declaró esta semana una Emergencia Nacional por las violaciones cometidas como parte de la violencia sexual basada en género, VSG, que se refiere a cualquier acto en contra la voluntad de una persona que se basa en normas de género y relaciones desiguales de poder.

Desde 2016 se lanzó un programa conjunto entre el gobierno de Liberia y las Naciones Unidas sobre la violencia sexual de género y las prácticas tradicionales dañinas por el aumento de casos de estos delitos que afectan a niñas y mujeres.

Conforme con un reporte de la ONU de 2014, mucha de esta violencia es aceptada como una parte integral de las relaciones de género, una percepción exacerbada durante los largos periodos de conflicto que el país vivió intermitentemente desde la década de los años 80, durante las cuales soldados e insurgentes violaban a los habitantes como una forma para generar miedo y ejercer control.

La aceptación por la población de los tipos más comunes de violencia fue ratificada por un estudio realizado por el Ministerio de Género, Infancia y Protección Social de Liberia entre 2014 y 2016, según el cual la sociedad acepta como usual la violación, el matrimonio infantil, los tocamientos indecentes, la violencia física hacia las esposas, la negación o limitación de recursos, los ataques con ácido y formas más sutiles de violencia como la mutilación o ablación genital femenina, una práctica que tiene dolorosas consecuencias a corto y largo plazo para la salud de la mujer y que incluye hemorragias, problemas en vías urinarias, infecciones, infertilidad y complicaciones en el parto.

La decisión del presidente Weah fue tomada con fundamento en recomendaciones que se hicieron durante la Conferencia Nacional en contra de la Violación y la Violencia Sexual basada en Género, realizada el 8 de septiembre, y a las recomendaciones del grupo de trabajo interministerial nombrado para analizar este grave problema social.

Al haberse declarado las violaciones como Emergencia Nacional, el presidente George Weah anunció la implementación de medidas iniciales que incluyen el nombramiento de un fiscal especial para atender las denuncias sobre este tipo de delitos sexuales, además del establecimiento del Registro Nacional de Delincuentes Sexuales. Asimismo se creará un organismo especial de trabajo de seguridad nacional respecto de la violencia sexual basada en género que contará con un presupuesto inicial de 2 millones de dólares para financiar y reforzar las acciones de lucha en contra de las violaciones y los demás delitos sexuales basados en género.

Otras medidas serán anunciadas más adelante y se anticipa que se firmen órdenes ejecutivas que tengan el objetivo de proteger a los más vulnerables y que prohíban las prácticas tradicionales dañinas como la mencionada mutilación genital femenina.

“Mi administración no escatimará en esfuerzos para asegurar que la epidemia de violaciones y VSG es disminuida”, declaró el presidente Weah quien ascendió al poder en 2018 tras haber derrotado en las elecciones a Ellen Johnson Sirleaf.

Esperemos que se trate de un esfuerzo serio y comprometido hacia las mujeres y niñas liberianas y no en buenas intenciones que no alcanzan a cumplir ni el mínimo de los objetivos propuestos.

Más información frontpageafricaonline.com /africa.unwomen.org

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It