Joven con cubrebocas

 

El Consejo de estado confirmó la validez de órdenes para usar el cubrebocas en zonas con riesgo de contagio

Este domingo, el Consejo de Estado de Francia mantuvo la legalidad del reglamento que en dos prefecturas del país obliga al uso del cubrebocas como medida de prevención para la propagación de la enfermedad COVID-19.

Los reglamentos que imponen la obligatoriedad del uso de cubrebocas se expidieron en ciudades como Lyon, Villeurbanne, Estrasburgo, Lille y Dijon por el nuevo incremento de contagios de la enfermedad que el viernes alcanzó una nueva marca de 9,000 contagios en un solo día.

Dos médicos de un hospital de Estrasburgo y la asociación Les Essentialistes Auvergne-Rhône-Alpes, recurrieron ante un tribunal administrativo la decisión del gobierno de obligarlos a usar cubrebocas o máscaras faciales en Estrasburgo, Lyon y Villeurbanne, bajo pena de la imposición de multas. La corte administrativa ordenó el jueves y viernes de la semana pasada a las prefecturas de Rhône (Ródano), responsable de Lyon y Villeurbanne, y de Bas-Rhin, donde se localiza Estrasburgo, a imponer la obligación del uso del cubrebocas solo en lugares particularmente concurridos y en horas punta.

Esta decisión fue recurrida de emergencia por el gobierno ante el Consejo de Estado, un órgano que además de ser asesor legal del poder ejecutivo, es el máximo tribunal en materia administrativa.

Durante la comparecencia ante el Consejo de Estado, Charles Touboul, director de asuntos jurídicos de los ministerios franceses encargados de asuntos sociales, pidió que se aprobara la emisión de “una norma inteligible y comprensible por todos.”

Por su parte, el representante de los ciudadanos recurrentes, Régis Froger, pidió que se aprobara una norma que estableciera “el justo medio” tomando en cuenta que el uso del cubrebocas en exteriores “es mucho menos imperativo que en un ambiente cerrado.”

Bajo la guía de la sencillez, el Conseil d'État, en la sesión celebrada este domingo, falló por la legalidad de los reglamentos de la prefectura de Rhône, aunque pidió que excluyera de la obligación cuando se realizan actividades físicas o deportivas, y pidió a la prefectura de Bas-Rhin que limitara la orden a las zonas densamente pobladas. Concedió hasta este martes para que se revisen los reglamentos bajo esta decisión.

Al emitir la decisión, el Consejo de Estado señaló que se puede imponer el uso de cubrebocas en grandes áreas, porque "esta obligación es consistente y de fácil aplicación para los ciudadanos". Sin embargo, según el comunicado de prensa publicado a última hora de la noche del domingo, "estos perímetros ampliados deben delimitarse y estar justificados por la existencia de varias zonas de alto riesgo de contaminación."

Al emitir la decisión, este órgano de gobierno rechazó la idea de una obligación aplicable solo a determinados horarios señalando que "los horarios se pueden definir de manera uniforme para todo un municipio, o incluso para todo un departamento", de ser necesario.

Con fundamento en esta decisión, el gobierno puede imponer las medidas sanitarias que considera oportunas para hacer frente a los nuevos contagios de la enfermedad. Así, el domingo anunció que de los 101 departamentos en que Francia está dividida, incluyendo los territorios ultramarinos, son 28 los considerados con zonas de alto contagio de la enfermedad que ha puesto a prueba el mundo desde finales del año pasado y que llevó a Francia a confinar a sus habitantes y a cerrar sus fronteras en marzo.

Más información lemonde.fr / france24.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net