Arma de fuego

 

Jurado en California encuentra culpable a un médico del intento de homicidio de una abogada

Después de dos procesos declarados nulos porque el jurado no pudo llegar a una conclusión, finalmente el miércoles pasado un tercer jurado encontró culpable del intento de homicidio de una abogada a un médico de 68 años llamado Richard Lee Austin.

El médico, quien a partir de las imputaciones por las agresiones renunció a su licencia para ejercer la medicina, se enfrentó a la abogada Limor Lehavi de Newport Beach, California, Estados Unidos en los tribunales.

Según es relatado, el doctor Austin estuvo involucrado en un caso de agresión derivado de un incidente de tráfico con otro conductor en 2008. El otro conductor demandó al médico y este caso concluyó en un acuerdo. Entonces Richard Lee Austin procedió a demandar a la aseguradora la que estuvo representada por la abogada Lehavi. Perdido también este caso, el médico decidió demandar por alguna razón no especificada a la abogada Lehavi, pero también sin éxito. Además de haber perdido sus dos últimos casos, se ordenó a Richard Lee Austin a pagar los honorarios de los abogados.

La animadversión de este médico hacia la abogada lo llevó a querer hacerle daño. Así, un día se presentó en la oficina de Limor Lehavi con cinta adhesiva, lazos tipo cierre y una pistola armada. No pudo entrar al edificio porque levantó sospechas que se hubiera presentado usando una peluca y lentes de sol.

Compañeros de trabajo de la abogada, sin embargo, vieron al médico en las instalaciones e incluso uno de ellos dijo que Austin estuvo a punto de chocar con él en el estacionamiento.

Primero se presentaron cargos por acoso y por intento de secuestro de la abogada, pero la evidencia no fue suficiente para los jurados de los dos procesos y los juicios se declararon nulos. La tercer vez se presentó la acusación por intento de homicidio y esta vez el jurado quedó convencido de que la intención del médico al visitar a la abogada era matarla. El abogado de la defensa lo negó señalando que la intención de ir a la oficina de la abogada había sido pedir que la despidieran.

La sentencia a este médico no se ha dado a conocer aún, pero se trata de una decisión de primera instancia que puede ser apelada.

Este caso recuerda a aquel por el que Joseph Allen Maldonado-Passage, popularmente conocido como Joe Exotic, fue condenado a prisión. Se trata del personaje del que Netflix hizo un documental llamado Rey Tigre, en el que exponen ciertos aspectos de su vida como la rivalidad con Carole Baskin, administradora de un santuario para grandes felinos, quien lo acusó de infracción de derechos de autor por el uso indebido de su marca Big Cat Rescue. En este proceso Joe Exotic fue condenado a pagar un millón de dólares.

Este sujeto, en lugar de aceptar la responsabilidad de sus actos contrató a un asesino a sueldo para matar a Carole Baskin. Por el intento de homicidio, más 17 cargos de abuso animal, Maldonado fue condenado a 22 años de prisión en 2019.

Algunas de estas animadversiones nacidas de procesos judiciales terminan muy mal. Como el reciente caso del abogado Marc Angelucci que trató de hacer carrera defendiendo los “derechos de los hombres” y la masculinidad, demandando, por ejemplo, a discotecas por la “noche de damas” por ser discriminatorias. Enojado con la juez federal Esther Salas por haber rechazado uno de sus triviales casos, se presentó una noche en su casa en California y asesinó a su hijo de 20 años, hirió a su marido y luego se quitó la vida.

Más información abajournal.com / npr.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net