Inodoro

 

Madre demanda a parque de diversiones de Países Bajos por controversia sobre el uso del baño de su hijo con autismo

Una madre residente en Bélgica que el último fin de semana de agosto visitó en Países Bajos el parque de diversiones Efteling con su familia, presentará una demanda por discriminación en contra de una empleada y del mismo parque por tratos crueles y humillantes.

Los hechos que han dado origen a la controversia se centran en el trato dispensado por una empleada del parque de diversiones a Liza Kurukulasuriya y a su hijo de 8 años, un niño con autismo, cuando estaban haciendo fila para entrar al baño.

También en los Países Bajos las filas para entrar al baño de mujeres son largas y tediosas. Liza Kurukulasuriya tuvo que esperar con su inquieto hijo durante quince minutos para tratar de entrar al baño, pero antes de que lograran la entrada, la empleada del parque de diversiones anunció que el parque estaba por cerrar y que ya no había acceso al baño.

Liza dijo a la empleada que su hijo tenía que entrar y que no podía hacerlo esperar más, pero la empleada, pese a haber dejado pasar a una mujer neerlandesa tras haber anunciado el cierre del baño, tomó una postura intransigente con la familia Kurukulasuriya y sin tomar en cuenta que le mostraron un pase expedido para visitantes con discapacidad o certificados médicos, no cedió y lanzó un insulto racial hacia Liza, según se narra el hecho en un perfil de Facebook.

La madre, sin embargo, hizo que el niño pasara a través de la empleada y ella también pasó porque el niño se angustia cuando no ve a sus padres cerca y fue esta conducta lo que le valió para ser detenida por empleados de seguridad del parque que la retuvieron sin acceso al baño ni a agua potable y sin teléfono celular. La seguridad del parque avisó a la policía y presentaron cargos por agresión física, un delito que implica una pena de hasta cuatro años en prisión.

La familia ya contrató los servicios del abogado Geoffrey Woodrow, quien declaró a la prensa que procederán legalmente en contra de la empleada y del parque de diversiones por insultos discriminatorios.

“El asunto se puso muy feo y su objetivo es asegurarse que se presta más atención a los visitantes y a los niños con necesidades especiales”, declaró a los medios locales el abogado Woodrow. “Lo que es muy inquietante es que la mujer fue retenida por un largo tiempo, arrestada por la policía y pasó una noche en una celda. Si hubiera sido sospechosa de robo, entonces esto hubiera sido apropiado, pero por un incidente sobre el uso del baño involucrando a un niño, es un absoluto absurdo”, concluyó el abogado.

Un vocero de la policía de Kaatsheuvel, en el estado de Brabante Septentrional dijo sobre el caso: “Debido a que era tarde y el caso no pudo ser escuchado, la mujer fue detenida por la noche y se retomó el caso a la mañana siguiente, se escuchó a la mujer en presencia de un abogado y fue puesta en libertad en el curso de la tarde.” El vocero agregó que el caso fue desechado. “La conmoción por el incidente y el hecho de que la mujer durmió aquí y solo se fue a casa al día siguiente fue suficiente para decidir que no tenía sentido seguir el caso.”

Liza Kurukulasuriya ha explicado que presentar la acción legal no es para obtener dinero, sino para tratar de evitar que otros padres y niños sufran el mismo tratamiento. Explicó que debido a la condición de su hijo pasó varios años educándolo para avisar e ir al baño y no podía dejar que la intransigencia de la empleada fuera causa para que su hijo se orinara encima.

El parque de diversiones, que en otras ocasiones ha sido señalado por perpetuar estereotipos raciales, declaró mediante un vocero que están investigando el asunto porque lo que han leído en los medios no corresponde con la versión que tienen de los hechos.

Más información dutchnews.nl

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net