Mazo judicial

 

Un juez del Tribunal Superior de Durban, Sudáfrica, falló a favor de un multimillonario de 91 años a quien sus hijos y hermano querían declarar incapaz y que se nombrara un curador que administrara sus finanzas.

Se trata del caso de Des Scott, un sudafricano que hizo fortuna en la década de los años 70 estableciendo la marca de zapatos deportivos Scotts, además de millonarias inversiones en los caballos de carrera. Además de la empresa, hasta hace poco era copropietario con su hermano Robin de un criadero de caballos en Sudáfrica, tiene caballos de carreras en Irlanda, inversiones millonarias en el Reino Unido y Sudáfrica, obras de arte y un fideicomiso de 15 millones de libras esterlinas.

El año pasado que estuvo hospitalizado por una infección, sus hijos David Scott, Mary-Jean Scott, Allanah Tomkins y Colleen Ann Liska, y su hermano Robin, presentaron ante los tribunales una petición de urgencia para que cuando le dieran el alta médica lo ingresaran en un hogar para personas de la tercera edad y no le permitieran regresar a su departamento con su esposa Jacqueline Barrington, Jacky, a quien acusaban de negligencia y de abuso.

El tribunal resolvió no conceder esta petición y la familia presentó la solicitud para declararlo incapaz y que se nombrara a una persona que administrara sus finanzas. En esta acción legal las acusaciones contra Jacky, 35 años menor que Des Scott, se ampliaron, diciendo que la pareja se casó clandestinamente en 2018, que ella lo descuida y es abusiva en su trato, que evita que sus hijos y hermano lo vean y que ha estado desviando su dinero.

Des Scott respondió a estas acusaciones que es su deseo seguir viviendo en el departamento en que ha vivido durante 44 años y no en una casa de retiro y que tiene la capacidad para seguir tomando sus decisiones porque está “en su sano juicio”.

“Me molesta que mis hijos hayan recurrido a este litigio. He sido muy generoso con ellos. Los amo y siempre los amaré. Pero creo que no respetan mi privacidad, autonomía, elección de alma gemela y las decisiones que tomo.

“Estoy perfectamente feliz con el tratamiento médico que recibo … Sigo profundamente enamorado de mi esposa quien, creo, es recíproca en mis sentimientos,” declaró Scott.

El caso fue presentado en el tribunal del juez Mahendra Chetty para quien aunque la familia declaró estar actuando en el mejor interés del nonagenario millonario, su animosidad hacia Jacky era clara y proteger su herencia parecía ser el motivo de su acción legal.

Al dictar su decisión, el juez Chetty dijo que había amargura mostrada en contra de Jacky por muchos de los hijos: “Ellos argumentan que ella lo maltrata y abusa de él, al mismo tiempo de que misteriosamente desvía grandes partes de su fortuna.”

“Los documentos están llenos de argumentos de maltrato por [Jacky], que ella lo hace vivir en condiciones espantosas y que use harapos pese a que él es un hombre rico. También la acusan de controlar sus finanzas”, señaló el juez.

Los familiares de Des Scott exponen que su padre y hermano padece de Alzheimer y exigieron al tribunal que ordene una evaluación médica efectuada por un profesionista de la salud de la elección de la familia.

A esta aseveración, el juez respondió: “Aún si aceptara que tiene el tipo de demencia de Alzheimer, soy de la opinión que esto no es suficiente para concluir que es incapaz de seguir manejando sus asuntos.”

Al dictar resolución, el juez condenó a los familiares a pagar los costos legales de la acción.

Los guionistas de la serie de HBO Succession pueden buscar inspiración en este caso para una siguiente temporada.

Más información timeslive.co.za

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net