Mazo judicial

 

Un tribunal alemán sentenció por fraude a un nieto de Rudolf Höss, fundador y director entre mayo de 1940 y noviembre de 1943 del campo de concentración de Auschwitz, por haber pretendido lucrar con la historia de la familia.

Reiner Höss siempre dijo que conoció la historia de su familia cuando tenía 15 años. Supo entonces que su abuelo fue procesado como criminal de guerra en 1947, encontrado culpable de atrocidades que llevaron a la muerte a millones de personas y colgado en lo que había sido el infame campo de concentración sin mostrar remordimiento por sus actos.

Dijo también que su familia “glorificaba” ese pasado, pero el se presentó ante el mundo como una persona deseosa de denunciar las atrocidades y de ser perdonado por los familiares de las víctimas de su abuelo. Como muestra de su buena fe se tatuó en el pecho una Estrella de David de color amarillo y fue simbólicamente “adoptado” como nieto por Eva Mozes Kor, sobreviviente de los experimentos que Josef Mengele hizo en gemelos durante el Holocausto y fundadora de un movimiento que alentaba el perdón.

Todas estas buenas acciones y activismo, sin embargo, fue encontrado por el tribunal de Leonberg en el estado de Baden-Württemberg como un medio usado por Reiner Höss para obtener ganancias financieras personales, actos no solo moralmente incorrectos sino penalmente procesables por estar en relación con un determinado acto fraudulento.

Tal acto se refiere a un presunto proyecto para realizar un filme sobre el Holocausto. Con la credencial de ser nieto de Rudolf Höss pidió prestado a un empresario alemán 17,000 euros para financiar la película. Höss dijo al empresario que él estaba produciendo el filme y que tenía propiedades valuadas en millones de euros para respaldar su inversión, pero que no podía disponer de ellas por estar en Estados Unidos y que para terminar su proyecto solo necesitaba 10,000 euros. La realidad, se conoció en el proceso, es que Rainer Höss ya estaba muy endeudado.

El tribunal sentenció a Höss a ocho meses de prisión por fraude, según fue confirmado a Deutsche Welle por la juez Jasmin Steinhart. La sentencia de prisión quedó suspendida con la condición de que Reiner Höss preste 80 horas de trabajo comunitario y pague una multa de 17,000 euros.

Según declaraciones de la juez Steinhart, no es esta la primera vez que este hombre de 55 año es procesado, ya que “ya había llamado la atención de la autoridades en varias ocasiones y sentenciado en consecuencia.”

Sobre las segundas intenciones de Reiner Höss, el semanario más grande de Alemania Bild am Sonntag publicó el 2 de agosto una entrevista al periodista judío Eldad Beck, que en 2010 visitó Auschwitz con Höss, en la que declaró que había contactado al nieto del criminal de guerra porque sospechaba que estaba lucrando con el pasado de su ancestro y que en lugar de donar las fotografías que tenía de su abuelo al memorial en Auschwitz, quería venderlas.

Después de la publicación de este reportaje empezaron a surgir otros testimonios como el de su hermano mayor Kai Höss, que contradice algunas declaraciones publicadas por Reiner en 2013 en un libro, como que su padre lo castigaba físicamente cuando era niño.

Si bien parece que Reiner Höss no apelará la sentencia dictada por el tribunal de Leonberg, dio a entender a DW que probablemente procederá penalmente en contra del Bild am Sonntag por la historia publicada en agosto.

“Después de haber consultado con mis abogados, hemos acordado no emitir declaración [sobre la sentencia]. Lo que puedo decirles es que estamos preparando procedimientos legales respecto de los reportajes.”

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net