Nóra Quoirin

 

Las autoridades de Malasia, después de haberse negado a investigar el caso, han abierto una nueva investigación sobre la desaparición y muerte de la adolescente irlandesa Nóra Quoirin, perdida en la selva en agosto del año pasado.

Los hechos ocurrieron el 3 de agosto de 2019, cuando Nóra Quorin, de 15 años, despareció durante la noche de la habitación del hotel en que estaba hospedaba con sus hermanos y padres Sebastien y Meabh Quoirin en el complejo turístico de Dusun en Malasia. Diez días después, tras una intensa búsqueda, el cuerpo de Nora, que padecía holoprosencefalia, una malformación cerebral compleja, fue encontrado a 2.5 kilómetros del hotel.

Una revisión post mortem determinó en principio que la joven falleció por una hemorragia gastrointestinal y de una úlcera, posiblemente derivados del largo periodo de ayuno y del estrés.

Si bien quedaron muchas preguntas por resolver como las razones por las que la joven se aventuró en la selva, si lo hizo sola o acompañada, las autoridades de Malasia clasificaron el caso como sin medidas ulteriores, lo que prácticamente cierra la investigación.

A esta decisión, los padres de Nóra, con asistencia de Departamento Irlandés de Asuntos Exteriores, pidieron a las autoridades de Malasia que reabrieran la investigación. “No podemos creer, ni entender las razones por las que una economía moderna clasificaría un caso tan desgarrador como misterioso como sin medidas ulteriores sin efectuar un proceso completo y la negativa total a comunicarse con nosotros es insultante e insondable", declararon los padres de Nóra en un comunicado de prensa publicado en enero.

Para los padres, el que Nóra se hubiera aventurado sola en la selva simplemente no pudo haber sido posible. “Al ser una niña vulnerable, con significativos impedimentos mentales y físicos, decididamente refutamos cualquier conclusión de que Nóra estuvo sola todo el tiempo de su desaparición”, manifestaron Sebastien y Meabh Quoirin.

La petición de estos padres ha sido atendida, y este lunes la juez de instrucción Maimoonah Aid dijo que la investigación sería reabierta para determinar cómo y cuándo la adolescente murió y si había alguien más que pudiera estar implicado penalmente por la comisión de algún delito.

Aunque los padres de Nóra no pudieron comparecer esta vez ante el juzgado de instrucción en Malasia debido a las restricciones de viaje impuestas por el COVID-19, está previsto que en los próximos días presenten declaración vía remota en esta nueva investigación.

Está previsto que la investigación termine el 18 de septiembre.

Adicionalmente a la reapertura de la investigación, los padres de Nóra tienen en trámite una demanda civil en Malasia en contra del hotel donde la niña desapareció, acusando a la propietaria del hotel de negligencia por no tener instaladas apropiadas medidas de seguridad.

Una nueva demanda fue incoada por los Quoirin ante el Tribunal Superior en Dublín en julio en contra de la periodista retirada Anne Brennan por una serie de mensajes que hizo en su perfil de Facebook en agosto del año pasado sobre teorías y declaraciones no probadas y luego refutadas. Sobre esta demanda la periodista se declaró sorprendida y dijo que aunque había escrito “cosas muy extremas” ella creía que eran ciertas. Por estas “cosas” extremas, su cuenta de Facebook fue suspendida un mes.

Esperemos que la nueva investigación pueda llevar un poco de paz a estos padres que llevan un año buscando respuestas a la misteriosa salida de su hija de la habitación del hotel que toda la familia compartía.

Más información bbc.com / herald.ie

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de irishtimes.com