Niño rompiendo fotografía de pareja

 

En un pleito de custodia, esta semana el Tribunal de Estado Personal de Dubái ordenó la búsqueda y captura de un hombre de nacionalidad malaya que desde 2018 sustrajo ilegalmente a su hijo y lo llevó a vivir a Dubái sin autorización de la madre.

Conforme con los hechos registrados, en diciembre de 2018 el padre llevó a su hijo, entonces de 9 años a Dubái. Esto fue dos años después de que se había divorciado de la madre del niño y tras haberle prometido que solo lo llevaría de visita.

Como el hombre no regresó con el niño, la madre empezó los procedimientos legales para recuperar a su hijo, cuya custodia le había sido otorgada por los tribunales de Malasia. De esta forma, contrató abogados en los Emiratos Árabes Unidos, los que presentaron el caso en el Tribunal de Primera Instancia de Dubái, pidiendo la custodia del hijo.

Tanto en primera instancia como en la apelación, los jueces concluyeron que no tenían jurisdicción para conocer el asunto, por lo que la madre presentó el caso ante el máximo tribunal, la Corte de Casación. Esa instancia consideró que sí hay jurisdicción sobre el asunto y regresó el caso al Tribunal del Estado Personal de Dubái, especializado en asuntos de derecho familiar y del estado de las personas.

El nuevo panel de jueces de este tribunal revisó el caso y concluyó que el padre había incumplido el compromiso que firmó en un tribunal de Malasia en el que se comprometía a llevar de regreso a su hijo después de las supuestas vacaciones de diciembre de 2018. Además, se conoció que el padre ha fallado desde entonces en cumplir las obligaciones de proporcionar alimentos a su familia en su país de origen.

El tribunal, encabezado por el juez Faraj Al Galawi, concedió la custodia del hijo a su madre. “Una madre es la mayor merecedora de la custodia de su hijo”, escribió el juez en la decisión. Con esta sentencia, la madre llegó al emirato árabe el 8 de julio, con la esperanza de reunirse con su hijo. Su viaje tuvo que coincidir con la relajación de las estrictas medidas de contingencia emitidas por el gobierno para hacer frente a la epidemia de coronavirus.

Sin embargo, es fecha en que no se sabe nada del padre ni del hijo, motivo por el cual el abogado Awatif Khouri, representante de la madre, presentó una solicitud para que se ordenara el arresto del padre.

Concedida la petición, la policía conoció que el padre renunció a su trabajo y ahora están tratando de localizarlo. Para este fin han emitido una prohibición de viaje.

Es poco probable que el padre, como extranjero, pueda esconderse mucho tiempo, pues el gobierno concede las visas de residencia solo a quienes tienen trabajo y han pagado el seguro de gastos médicos, de lo cual es garante el patrón. Por lo tanto, la situación migratoria de este hombre está muy comprometida y difícilmente podrá volver a emplearse legalmente en los Emiratos Árabes Unidos.

La sustracción de menores por padres que no tienen la custodia es usual. Para tratar de agilizar los trámites entre las jurisdicciones de los diferentes países, se ha firmado el Convenio sobre Aspectos Civiles del Secuestro Internacional de Niños, conocido como Convenio de La Haya, pero ni Malasia ni Emiratos Árabes Unidos son signatarios de este acuerdo, razón por la cual el proceso ha sido tan complicado.

Más información thenational.ae / hcch.net

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net