Portada del libro Sisters in Law

 

Un libro sobre las dos primeras mujeres en servir en la Suprema Corte de los Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg y Sandra Day O'Conner, ha provocado una batalla legal entre una autora y un abogado de entretenimiento que, según ella, está interfiriendo con su derecho comercializar la adaptación de su obra.

Linda Hirshman demandó la semana pasada al abogado Don Franzen por supuestamente interferir en sus esfuerzos por vender los derechos de adaptación cinematográfica y televisiva Sisters In Law, un libro editado en 2015 sobre las carreras de la ministra Ruth Bader Ginsburg y la jueza retirada Sandra Day O'Connor.

Según la demanda presentada por Hirshman ante la corte federal de Nueva York, en 2017 otorgó derechos limitados para conceder los derechos drámaticos/escenicos a Elizabeth Weber y Don Franzen para que su libro fuera adaptado para una obra de teatro (Limited Stage Rights to a play based on the book), estableciéndose como contraprestación el pago de 1,000 dólares y una parte proporcional de las regalías.

En la demanda se destaca que en el contrato se destacó que se concedían los derechos para realizar una obra basada en el libro, no derechos sobre el libro, por lo que Hirshman conservó el resto de los derechos sobre la obra, es decir, los derechos cinematográficos, televisivos, de comercialización, audio impreso, publicación electrónica, derechos de recitales no dramáticos o derechos conexos y accesorios del libro.

Posteriormente, según se explica en la demanda, la autora entró en negociaciones con la compañía Peace by Peace Productions de Alyssa Milano para un acuerdo de opción que incluía derechos cinematográficos, televisivos, de comercialización, derechos conexos y accesorios. Es de destacar que Milano y su compañía no son partes en la demanda.

Sin embargo, en la demanda se afirma que a pesar de que Franzen conoce plenamente los alcances del contrato celebrado en 2017, ha estado tratando de "inducir una mala opinión sobre ella" y evitar que venda el resto de los derechos que Hirshman tienen sobre su libro.

"Los medios ilegales que ha empleado el Demandado incluyen amenazas, hostigamiento, intimidación, una campaña de cartas despectivas y falsas, y el inicio de procedimientos legales indebidamente para, entre otras cosas, infligir daño a Hirshman y sus relaciones comerciales", se afirma en la demanda.

Franzen, según la denuncia, envió por primera vez una carta de cese y desistimiento al esposo de Milano, el agente de Creative Artists Agency, Dave Bugliari, en mayo de 2018 en la que exigía que emitieran una declaración "retractándose de la afirmación de que estaban desarrollando una miniserie" y amenazó con emprender acciones legales por difamación, difamación comercial e injerencia dolosa.

Hirshman celebró un acuerdo modificatorio en enero de 2019 con AJM Productions de Milano que excluía expresamente los derechos para obra de teatro concedidos a Weber y Franzen, tal y como se define en el acuerdo de 2017. Franzen envió correos electrónicos en junio de 2020 a Hirshman y Milano amenazando con iniciar un proceso de arbitraje si no entregaban evidencia de que una serie limitada no estaba realmente en proceso. Inició un procedimiento de arbitraje a mediados de julio, según la demanda.

Por todo esto Hirshman está demandando por interferencia ilícita en las relaciones comerciales y busca al menos 100,000 dólares en daños compensatorios.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net