Mujeres jóvenes

 

Este domingo, la Cámara de Representantes de Egipto aprobó una nueva disposición que garantiza el anonimato de las mujeres que presenten denuncia por acoso sexual. Se espera que con esta reforma, más mujeres se animen a denunciar sin temor de ser víctimas del señalamiento social.

Podría parecer un absurdo que denunciar el acoso sea motivo de vergüenza social para las mujeres, pero lo es. Egipto es un país en donde las mujeres han sido muy poco protegidas de los avances sexuales de los hombres. Un estudio realizado por la ONU en 2013 indicaba que el 99.3 por ciento de las mujeres declaró haber sufrido algún tipo de acoso en Egipto y no fue hasta 2014 cuando por primera vez se tipificó como delito el acoso sexual con sanciones de mínimo seis meses de prisión y multas de hasta 3,000 libras egipcias equivalentes a US$188.

Pese a que la ley fue un gran avance, desde que fue aprobada se vieron obstáculos respecto de su efectividad, uno de ellos que las mujeres quedaron obligadas a identificar a sus victimarios, además de la actitud de la policía que son renuentes en las investigaciones de estas denuncias y muchas veces convencen a las mujeres de que mejor no denuncien. Incluso, se presentó el caso en julio de 2018 de Amal Fathy, una mujer que fue detenida por denunciar en video haber sido víctima de acoso sexual por un taxista y un ejecutivo bancario.

Otro factor que está en contra de las mujeres es la percepción social pues la gran mayoría de los hombres, incluidos policías y académicos, sostienen que el acoso sexual es culpa también de las mujeres debido a la vestimenta que utilizan. Desafortunadamente no solo los hombres culpan a las mujeres, sino también algunas mujeres como una presentadora de televisión que avergonzó a una víctima de acoso sexual. Por el escándalo que esta actitud generó, la presentadora fue procesada y sentenciada a prisión y al pago de una multa.

La reforma de ley aprobada este domingo fue aprobada por el gabinete a principios de julio y presentada por el ministro de Justicia. Sobre esta reforma, la representante Ghada Ghareeb dijo que es un paso “en un largo camino en la expedición de disposiciones para salvaguardar los derechos de las mujeres”.

“El gobierno ha notado un agudo descenso en las mujeres reportando casos de acoso sexual a los que han sido sometidas, debido a que temen el estigma social”, declaró la representante a Thomson Reuters Foundation y añadió que se espera un incremento en las denuncias de este tipo en los próximos meses.

Esta reforma siguió al muy publicado caso de un joven de una acaudalada y poderosa familia, arrestado tras la denuncia de haber acosado, violado y chantajeado a varias mujeres en la universidad. Las investigaciones respecto de este caso continúan.

A este caso siguió otro revelado en una cuenta de Instagram sobre una supuesta violación en grupo a una mujer en un hotel en El Cairo. Aquí también se señaló que los seis perpetradores pertenecen a acaudaladas y poderosas familias egipcias.

El Consejo Nacional para las Mujeres, órgano del gobierno egipcio, pidió que todas las mujeres que han sido víctimas de estos delitos presenten su denuncia lo más pronto posible a través de los mecanismos dispuestos por el estado.

Este mismo organismo señaló que en los cinco días posteriores a que el caso del joven en la universidad se hizo público, se recibieron más de 400 denuncias de niñas y mujeres por acoso sexual.

Con estas reformas, Egipto poco a poco se encamina hacia una mayor protección de niñas y mujeres.

Más información middleeasteye.net

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net