Imprimir
Votación con esténcil

 

La Corte Constitucional de Bremen, Alemania, rechazó el recurso presentado por la cantante Corinna May por habérsele impedido el derecho al voto por ser invidente. Con esta sentencia se sostiene la decisión del tribunal de revisión electoral que falló en su contra.

Corinna May representó en 2002 a Alemania en el concurso musical Eurovisión y fue la primera participante invidente del famoso concurso. Residente en el estado de Bremen, en mayo de 2019 fue a la casilla de votación, pero no pudo emitir su voto. No era la primera vez que votaba, pero sí la primera que lo hacía acudiendo a la casilla. Para los 145,000 votantes invidentes registrados en Alemania, la ley electoral les otorga varias alternativas, entre ellas el voto por correo, opción que Corinna había usado con anterioridad.

En la casilla, Corinna pidió que le permitieran que su esposo entrara con ella a la mampara de votación para emitir el voto, pero los funcionarios electorales se negaron y le dijeron que en su lugar alguno de ellos podían acompañarla. A esta opción la cantante se negó argumentando que se comprometía su privacidad.

Corinna, apoyada por activistas de personas con capacidades diferentes presentó primero el caso ante un tribunal electoral. Negada la petición en esta instancia, fue presentado ante el tribunal estatal, el que la semana pasada rechazó la demanda señalando que los invidentes tienen varias opciones para votar, pero que Corinna no hizo uso de ellas. De esta forma, se concluyó que “no hay indicación de que a las personas invidentes o con deficiencias visuales se les haya impedido ejercer su derecho a votar de alguna forma que fuera relevante a los resultados electorales”, con lo que califica de legal el proceso de votación.

La ley alemana, que se considera pionera en Europa respecto de los derechos políticos de los invidentes, establece diferentes opciones de voto: por correo y por esténcil. Esta última opción es usando una planilla sobre la boleta que permite que los electores que no ven puedan emitir su voto. El problema con esta opción es que las boletas no son estandarizadas y en las elecciones locales o europeas se utilizan diferentes formatos a los que no siempre se ajusta el esténcil. Incluso se señala que en elecciones locales, las autoridades a veces tampoco tienen los medios necesarios para que se ejerza el derecho al voto por correo.

Sobre el particular, Christiane Möller, de la federación alemana de invidentes y personas con vista parcial, dijo que “no es que Alemania no haga nada por las personas invidentes, sino que el sistema no es completamente accesible en cada tipo de elección.”

Hay una tercera opción que son las boletas auditivas en donde mediante una grabación se dan no solo las instrucciones para votar, sino que exponen las plataformas de los candidatos. El problema es que el audio puede durar hasta 4 horas y encontrar información relevante puede ser problemático.

Conocida la decisión del tribunal de Bremen, Corinna May puede presentar su caso ante el tribunal federal. Mientras tanto, respecto de la elección europea, la cantante está esperando el veredicto del tribunal europeo sobre su situación.

En México, las personas invidentes o con alguna discapacidad visual tienen la opción de entrar a la mampara de votación acompañadas de una persona de su elección, además de que existen plantillas con una escritura en sistema braille que se coloca encima de en las boletas electorales para que puedan emitir su voto.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen dw.com