Mar-a-Lago, Palm Beach

 

El 2 de septiembre es la fecha fijada por un tribunal en Florida para la presentación de una pareja de canadienses acusados de traspaso de propiedad privada por haber entrado sin permiso a Mar-a-Lago, el hotel de Donald Trump en Palm Beach al que viaja frecuentemente para jugar golf.

Se trata de Aaron Mennie, de 62 años, y Katherine Poon, de 54, originarios de Richmond, Columbia Británica, arrestados en marzo cuando se negaron a salir de su vehículo estacionado en el resort.

Conforme con la documentación presentada por la policía sobre el arresto, la pareja entró a la propiedad el 11 de marzo, alrededor de las 10 de la mañana. Cuando fueron vistos sacando fotos de la propiedad, personal de seguridad les pidió que salieran. Pocas horas después, la pareja fue vista nuevamente tras haber ingresado a la propiedad en su vehículo por una salida y estacionado en un estacionamiento trasero, desde donde seguían tomando fotografías.

Según el informe, la policía les pidió que salieran del vehículo para proceder con el arresto por traspaso de propiedad privada, pero ellos se negaron. “Ambos se negaron a cumplir con nuestras ordenes legales momento en el cual las ventanas del conductor y pasajero fueron rotas utilizando las porras aprobadas por el departamento”, se lee en el reporte en el que se justifica el haber reventado las ventanillas del vehículo.

Durante la audiencia de presentación ante el juez, se fijó una fianza de 10,000 dólares para cada uno y se les ordenó mantenerse alejados de Mar-a-Lago. Además se les ordenó que entregaran sus pasaportes para evitar que abandonaran el país.

El proceso por traspaso de propiedad privada y resistirse al arresto iniciará en septiembre y a su favor ya se pronunció Kenny Chiu, parlamentario canadiense, representante de Richmond, quien envió una carta al juez asignado para conocer del caso en la que dice: “Entiendo que esto fue un error inocente cometido por dos aburridos turistas en una zona poco familiar”, pidiendo clemencia.

Estos canadienses no son los únicos que han sido arrestados por el traspaso a la propiedad, pues se han presentado varios casos parecidos, dos de ellos reportados por el diario de Florida Sun Sentinel.

El primero de ellos fue uno en el que el Servicio Secreto abrió fuego en contra Hannah Roemhild, una cantante de ópera de 30 años del estado de Connecticut, que atravesó dos barricadas de seguridad cerca del resort. En febrero, su abogado David Roth explicó al juez Ted Booras del Tribunal de Circuito del Condado de Palm Beach, que su cliente tiene un historial de enfermedades mentales y que al momento de los hechos no había tomado sus medicamentos. El juez aceptó la defensa y no ordenó prisión en tanto no se efectuaran las evaluaciones psiquiátricas y médicas.

En febrero, Lu Jing, una turista de nacionalidad china, de 56 años y que no habla inglés, fue sentenciada a seis meses de prisión por haber resistido a la policía durante su arresto en enero en Mar-a-Lago, aunque el cargo por traspaso de propiedad privada fue retirado una vez que el juez aceptara que la mujer cometió un “error inocente” al haber entrado al resort en diciembre de 2019 a tomar fotografías.

Más información thevancouversun.com / sun-sentinel.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen dw.com