Firma de documento

 

El 10 de agosto, en un tribunal de Manhattan, Nueva York, Lori Pollock, quien fue jefe de importante departamento de la policía de la ciudad de Nueva York, presentó una demanda en contra de esta institución acusándolos de discriminación por género.

Lori Pollock, de 55 años, era la encargada del departamento de la estrategia de lucha contra el crimen basada en datos, cuando Dermot F. Shea fue nombrado en diciembre de 2019 comisionado de la policía. El comisionado Shea había precedido a Lori Pollock en el departamento de estrategia para luego ser nombrado jefe de detectives, cargo al que Lori Pollock aspiraba y que, además del comisionado Shea, había sido ocupado por otro de sus predecesores en el departamento. En su lugar, fue reasignada a la Oficina de Políticas Colaborativas, un cambio que la jefe Pollock vio como una degradación porque, entre otras cosas, ya no reportaba directamente al comisionado.

Tras 33 años de carrera en el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, la jefe Pollock se retiró la semana pasada y presentó esta demanda de la que poco ha comentado el Departamento.

“Después de que lo reemplacé, [Dermot F. Shea] fue movido a jefe de detectives y ahora es el comisionado de la policía”, declaró Lori Pollock en una entrevista. “¿Cómo es que la única mujer que ha servido en ese puesto fue degradada?”

Como sustento a su demanda, Lori Pollock presenta el historial de la policía como uno que ha negado acceso a las mujeres a las más altas posiciones y presenta la duda de si a las mujeres alguna vez se le ha dado la oportunidad de ocupar esos cargos.

En 2018 otras dos mujeres que ocupaban altos cargos, presentaron también una demanda de discriminación por razón de género, además de discriminación por edad y etnia, argumentando que habían sido obligadas a retirarse para ceder sus cargos a hombres más jóvenes de minorías. Esta controversia sigue litigándose y el Departamento de Policía la ha calificado como sin méritos.

En los 175 años de historia del organismo, aunque las mujeres son el 18 por ciento de los 36,000 policías uniformados, nunca una mujer ha sido nombrada comisionada, jefe de departamento, jefe de detectives ni jefe de patrulleros. En ciudades como Atlanta, Filadelfia y Washington, la policía sí ha sido dirigida alguna vez por mujeres.

Un reporte publicado en julio por el Departamento de Policía de Nueva York señala que las mujeres forman el 15 por ciento de las supervisoras promovidas con base en un examen, pero menos del 10 por ciento de las administradoras promovidas a discreción del comisionado. Este mismo reporte concluye que solo 39 de los 416 oficiales que tienen rangos superiores a capitán, son mujeres.

Expertos que han estudiado el tema de género en las policías, concluyen que las mujeres enfrentan varios obstáculos que van desde el abuso hasta la falta de mentores y de redes de personas que les ayuden a crear las oportunidades, como las tienen los hombres.

“Necesitas gente en lo más alto que sea justa, genuina y sincera”, ha declarado Joanne Jaffe que fue jefe de asuntos comunitarios hasta 2018 y una de las mujeres que presentó la demanda referida anteriormente. “Si su propia pandilla están en lo más alto, ¿cómo puedes pasar a través de eso?” dijo haciendo referencia a las redes de apoyo.

Sobre la demanda de la jefe Pollock, la vocera del Departamento, la sargenta Jessica McRorie, dijo que estaban revisándola. “Las contribuciones de la mujeres, tanto en papeles de liderazgo como en su representación en los uniformados y en rangos civiles en todo el Departamento de Policía, no pueden ser subestimados”, agregó la sargenta.

Se trata de una demanda que va iniciando y que le queda largo camino por recorrer.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It