Volante de Audi

 

La fiscalía alemana anunció este jueves las imputaciones por fraude presentadas en contra de tres exejecutivos de la armadora de automóviles Audi y de un gerente retirado por el escándalo conocido como Dieselgate.

El Dieselgate es un escándalo descubierto en 2015 por las autoridades estadunidenses del medio ambiente según el cual Volkswagen instaló un software en vehículos que funcionan con diésel para encubrir las emisiones de contaminantes. Audi forma parte del Grupo Volkswagen así como SEAT y otras marcas de lujo como Bentley, Bugatti, Lamborghini, Porsche y Ducati.

Pese a que el encubrimiento de las emisiones contaminantes ocurrieron entre 2013 y 2015, hasta el año pasado se presentaron cargos por fraude en contra de Rupert Stadler, quien fue presidente del Audi hasta octubre de 2018, meses después de haber sido arrestado. El proceso contra Stadler está previsto para iniciar el 30 de septiembre y se calcula que durará hasta 2022 con más de 200 audiencias en los tribunales para la exposición del caso y de la defensa.

Martin Winterkorn, quien era el presidente del Grupo Volkswagen cuando el escándalo fue descubierto, y otros cuatro altos ejecutivos fueron imputados por la fiscalía alemana en abril de 2019 y también están esperando el inicio del proceso.

En los Estados Unidos se detuvieron y procesaron a otros ejecutivos que trabajaban en la planta de Detroit. Uno de ellos es Oliver Schmidt, un exejecutivo sentenciado a siete años de prisión y que hace dos años solicitó terminar de cumplir su sentencia en Alemania. Esta petición fue concedida en julio por un magistrado federal en Detroit. Otro es James Liang, un ingeniero que fue sentenciado a 40 meses de prisión y que abandonó la cárcel en noviembre de 2019.

Axel Eiser, ex director de Audi y Volkswagen, fue arrestado en Croacia en junio por una orden de captura internacional presentada por los Estados Unidos y está en espera ser extraditado a ese país para ser procesado en un tribunal federal en Detroit, Michigan.

“Los cuatro acusados han sido imputados por fraude, certificación fraudulenta indirecta y publicidad criminal”, declaró este jueves la fiscalía de Múnich, sobre las nuevas acusaciones, sin dar a conocer los nombres de los detenidos.

Los tres exejecutivos, que fueron miembros del Consejo de Audi, han sido acusados de no haber actuado respecto de la práctica dolosa entre 2013 y 2015, pese a haber tenido conocimiento de los hechos. La fiscalía señaló que uno de ellos mintió a Audi sobre su involucramiento en el engaño previo a su promoción hacia el Consejo en 2016.

El gerente retirado está acusado de haber vendido automóviles Audi, Porsche y Volkswagen con certificados de emisiones falsificados.

El Dieselgate ha costado a Grupo Volkswagen millones de euros por compensaciones a los consumidores. Una de estas compensaciones fue ordenada por la Corte Federal de Justicia de Alemania que en mayo ordenó a la armadora de automóviles a compensar a un comprador engañado. La decisión es importante porque sentó un precedente para los casos que siguen siendo procesados en Alemania por consumidores.

Durante la primera mitad de 2020 Volkswagen reportó pérdidas por 1,400 millones de euros por la baja venta de automóviles debido a la pandemia.

Más información dw.com / detroitnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It