Templo Sri Padmanabhaswamy

 

Este lunes, un panel de dos jueces de la Suprema Corte de la India revirtió una decisión del Tribunal Superior del estado de Kerala y concede a la familia real Travancore seguir administrando el templo Sri Padmanabhaswamy, uno de los que tiene mayores riquezas en el país.

Se trata de una larga y complicada historia que para los fines de este fallo inició en 1949 cuando el gobernante de Travancore, que era un principado, firmó el acuerdo de fusión de la propiedad con la unión de la India.

El gobernante que firmó el acuerdo era Sree Chithira Thirunal Balarama Varma, fallecido en 1991. Con su fallecimiento, el estado de Kerala quiso la administración del templo y de sus riquezas argumentando que el acuerdo tenía validez durante la vida del gobernante, un título que no podía ser heredado a sus descendientes. Con esta postura estuvo de acuerdo el Tribunal Superior del estado de Kerala, en cuya capital, Thiruvananthapuram, se localiza el templo.

Esta decisión fue recurrida por la familia ante la Suprema Corte cuyos jueces UU Lalit e Indu Malhotra mantuvieron esta semana los derechos de administración del templo y de su deidad, conocidos como Shebaitship, de los Travancore.

“Sostenemos que la muerte de Sree Chithira Thirunal Balarama Varma, que firmó el acuerdo, no afecta de forma alguna los derechos Shebaitship del templo mantenidos por la familia real Travancore”, concluyeron los magistrados.

La Corte concluyó que estos derechos se sostienen pese a que en 1971 los pagos y privilegios que se concedieron a los principados y el nuevo gobierno de la India durante la independencia en 1949 fueron abrogados. En este caso, esos privilegios siguen vigentes porque en 1950 se redactó la ley de Instituciones Religiosas Hindús Travancore-Cochin, Ley TC, en la que se dispone la administración, supervisión y control de Dotaciones Religiosas Hindús. La Sección 18 de esa ley dispone que el templo Sri Padmanabhaswamy es de los Travancore. De esta forma, en la medida en que la Ley TC siga vigente, los derechos Shebaitship de la familia real continúan y la abolición de los derechos y privilegios que se incluyeron en una reforma a la Constitución de la India que prohíben dotaciones privadas a un monarca, no lo afectaron.

Al mantener estos derechos, la Suprema Corte, sin embargo, hizo algunas acotaciones como el establecimiento de dos comités, uno para la administración de los bienes y del templo y el otro de asesoría. El primero estará conformado por cinco integrantes: un juez de distrito de Kerala, un integrante nombrado por la familia real, uno nombrado por el gobierno de Kerala, uno nombrado por el Ministerio de Cultura del gobierno de la India y el líder religiosos del templo o thantri. Todos ellos deberán ser de religión hindú.

El segundo comité será presidido por un juez retirado de Kerala, un prominente miembro nombrado por la familia y un contador acreditado. Este comité se encargará de asesorar al Maharajá de la familia respecto de todas las decisiones que tome sobre el templo.

Estos dos comités se deben asegurar que todas las propiedades del templo sean preservadas y que todos los ritos religiosos se efectúan de conformidad con las instrucciones y guías del líder espiritual conforme con las costumbres y las tradiciones.

En su decisión la Corte también ordena una auditoría al templo de los últimos veinticinco años de administración, un tema que pone el dedo en la llaga porque se trata de un sitio en el que en 2011 se descubrieron varias bóvedas que, por orden de la Corte Suprema fueron abiertas salvo una. En estas bóvedas se encontraron riquezas valuadas en más de 20 mil millones de dólares, que incluyen diamantes, monedas de oro y joyas.

La última bóveda no fue abierta porque la familia dijo que había una maldición y que abrirla traería una gran desgracia para el estado. Al respecto, la Suprema Corte dejó a los dos comités la decisión de abrir esa urna para los fines de la auditoría.

Para los fieles del templo, la decisión no tiene trascendencia porque el culto a la deidad no ha sido interrumpido. La decisión es importante para la familia porque siguen administrando el templo, aunque, en teoría, no pueden disponer de los tesoros ni de los ingresos económicos que genere el templo, los que, por disposición de la Corte, deben ser usados para el sostenimiento del edificio y para obras de beneficencia que los comités acuerden.

Más información hindustantimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen bbc.com Reuters