Billetes de euros

 

Por segunda vez, el Comité de Permisos de la Contraloría del Estado de Israel negó al primer ministro Benjamín Netanyahu recibir el “reglo” de 10 millones de shekels de un millonario estadounidense para financiar su defensa en el proceso que por corrupción se sigue en su contra.

Ya el año pasado el Comité de Permisos había negado la posibilidad de que se aceptara el dinero, equivalente a 2.6 millones de dólares, de parte del millonario Spencer Partrich, desarrollador de bienes raíces establecido en el estado de Michigan, y quien es, además, testigo en el proceso penal. Sin embargo, Netanyahu volvió a solicitar el permiso al nuevo Comité formado por el contralor que él eligió.

Esta vez el Comité pidió la opinión del fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, quien en otro tiempo fuera aliado político del primer ministro y hoy es el encargado de representar al estado en el proceso iniciado en un tribunal de Jerusalén el mes pasado en el que el Netanyahu es acusado de varios casos de corrupción, entre ellos recibir regalos ilegales de millonarios extranjeros. El inicio del proceso estaba previsto para marzo, pero fue retrasado debido al brote de COVID-19.

El fiscal Mandelblit respondió al Comité de Permisos que se oponía a la solicitud del primer ministro al considerar que el donativo sería equivalente a un regalo ilícito.

Con esta opinión, el secretario del Comité de Permisos de la Contraloría, Eden Bizman, respondió en una carta al primer ministro que negaban la solicitud “dado que el fiscal general ha concluido que el primer ministro no debe recibir financiamiento para su defensa legal del señor Spencer Partrich, como testigo del caso, [dada] la cantidad solicitada y considerando la naturaleza de la relación entre el primer ministro y el señor Partrich, la solicitud no cumple con las reglas para recibir un regalo conforme con la Ley de Regalos.”

Benjamín Netanyahu recibió esta respuesta con mensajes en los que acusa al fiscal general Mandelblit de ser parte de una conspiración del estado para sacarlo del poder, en un ataque sin precedentes en la política de Israel. “El esquema de Mandelblit para derrocar el liderazgo queda expuesta en toda su fealdad”, escribió el primer ministro en su cuenta de Twitter. “Mandelblit está tratando de revertir la decisión democrática de millones de ciudadanos que eligieron a Benjamín Netanyahu como primer ministro”, agregó el funcionario en otro tuit.

El Comité de Permisos también notificó al primer ministro que no volverán a revisar la decisión en que niegan la autorización para recibir de su primo Nathan Milikowski fondos por unos 300,000 dólares para financiar la defensa legal. Esto significa que el primer ministro deberá regresar el dinero que recibió del muy generoso primo.

Debido a negocios en bienes raíces, a conferencias que impartió antes de ser primer ministro y a regalías que ha obtenido por libros publicados, se calcula que Benjamín Netanyahu es millonario. Sus aliados dicen que ha preferido llevar las riendas del estado a amasar una gran fortuna en varias oportunidades que se le han presentado. Esta decisión, sin embargo, no le ha sido obstáculo para disfrutar de una vida de lujos lo que de alguna forma lo ha llevado hasta este punto en que enfrenta tres acusaciones de corrupción en un caso que ha sido largamente investigado por la fiscalía.

Así las cosas, el primer ministro, cuyos planes de anexión de los territorios ocupados de Cisjordania están siendo muy cuestionados, tendrá que sacar dinero de su propia bolsa para pagar a los abogados que lo defienden.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net