Virus del COVID-19

 

Autoridades del condado de Rockland, Nueva York, Estados Unidos, emitieron citatorios a ocho personas que presuntamente asistieron a una gran fiesta el 17 de junio y que se niegan a colaborar con las autoridades para tratar de contener el contagio de COVID-19 en vista de que nueve asistentes a la fiesta han dado positivo a la enfermedad.

La fiesta, a la que asistieron unas 100 personas, incumplió la orden que limita los encuentros sociales a 10 personas. Cuando se celebró, el anfitrión ya presentaba síntomas de la enfermedad y ahora se sabe que otros ocho asistentes dieron positivo al análisis.

Tratando de contener el contagio del virus, las autoridades de salud interrogaron a los asistentes y obtuvieron varios nombres, entre ellos los de ocho personas, presumiblemente jóvenes en sus veintes, que se han negado a dar información.

“Se ha dicho a mi personal que una persona no desea, ni tiene, que hablar con mis investigadores de la enfermedad”, declaró la doctora Patricia Schnabel Ruppert, comisionada de salud del condado, agregando que quienes han sido contactados “han colgado. Niegan haber estado en la fiesta aunque tenemos sus nombres por otro asistente.”

Por negarse a cooperar, este miércoles se emitieron los citatorios que indican que quienes para este jueves no hayan cooperado y compartido información sobre los asistentes a la fiesta del 17 de junio enfrentarán multas de 2,000 dólares por día que se nieguen a dar información.

“No voy a permitir que la salud de nuestro condado quede comprometida por ignorancia, estupidez u obstinación ni por cualquier otra cosa”, declaró en conferencia de prensa Ed Day, ejecutivo del condado de Rockland.

Se trata de información importante porque las autoridades han tenido conocimiento de otras fiestas que se celebraron el 20 y el 27 de junio en New City en la que coincidieron asistentes a la fiesta del 17 de junio. Se ha demostrado que rastrear a quienes han estado en un foco de contagio y establecer cuarentenas es una de las formas más efectivas para contener el contagio del virus. La ciudad de Nueva York así lo ha entendido y para ayudar en esta labor de rastreo el mes pasado contrató a unos 3000 detectives y monitores de la enfermedad.

Para las autoridades de Rockland no es novedoso enfrentar la reticencia de sus habitantes para compartir información cuando hay enfermedades involucradas. En 2019 tuvieron que reaccionar de forma similar cuando algunas personas se negaron a cooperar en medio de una epidemia de sarampión.

Las precauciones no son pocas. Según datos de 2019, Rockland es un condado de 325,789 habitantes. Desde que inició el brote se han confirmado más de 13,600 casos y 668 muertes. Actualmente hay cinco personas hospitalizadas debido al virus y se sospecha la enfermedad en otras cinco y hasta este momento han logrado contener nuevos contagios.

Las autoridades de salud de este condado urgieron a los asistentes a estas fiestas que consideren no solo su salud sino la de las personas mayores y niños quienes son más susceptibles a los peores efectos del virus.

A los jóvenes asistentes a estas fiestas, y a la que se planean para este 4 de julio, la doctora Schnabel les mandó un mensaje: “Puedes desear ser invencible, pero no lo eres. Ninguno de nosotros lo es contra esta terrible enfermedad”.

Solemos creer que nada malo va a pasar cuando somos irresponsables, hasta que pasa.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net