Maleta con peluche

 

Este 1 de julio inició el funcionamiento de una oficina especial de la fiscalía del estado de Renania del Norte-Westfalia, Alemania, encargada de la investigación de un caso de abuso sexual infantil que ha llevado a establecer una lista de más de 30,000 sospechosos.

El caso se descubrió en octubre de 2019, con un hombre de 43 años de la localidad de Bergisch Gladbach que abusó sexualmente de su hija y subió los videos en línea. De un aparente caso aislado de abuso sexual y pornografía infantil la investigación descubrió una enorme red de abuso sexual y pornografía infantil en línea que involucra no solo a quienes han subido videos, sino también a quienes los ven, los comparten y, en casos extremos, a quienes buscan sobre el tema en la red.

La creación de la nueva oficina de la fiscalía encargada de la investigación y procesamiento de quienes resulten responsables en el caso identificado como Bergisch Gladbach fue anunciada por el ministro de Justicia de Renania del Norte-Westfalia, Peter Biesenbach, con el objetivo de sacar del anonimato de la red a quienes abusan de niños y a quienes mantienen esta actividad.

Paralelo a la creación de esta nueva fuerza, la ministra de Justicia federal Christine Lambrecht, anunció este miércoles un paquete de reformas legislativas que pretenden aumentar las sanciones por los delitos de abuso sexual infantil, además de cambiar el nombre del tipo penal.

“La terrible injusticia de estos actos debe quedar reflejada por el nivel de las sanciones”, declaró la ministra Lambrecht, agregando que “los impactantes delitos sexuales que hemos descubierto han creado dolor inimaginable para los niños”. La ministra agregó que “debemos enviar una señal clara de que la protección a los niños es la más alta prioridad.”

El paquete de reformas propone cambiar las sanciones del tipo penal. Actualmente la prisión mínima para abuso sexual infantil es de seis meses y se propone aumentarla a un año. Igualmente se propone aumentar la sanción mínima por posesión de pornografía infantil a un año, con sentencias máximas para ambos delitos de 15 años.

La reforma presentada también incluye renombrar el tipo penal de Kindesmissbrauch, que literalmente significa “mal uso de los niños” a “violencia sexual en contra de los niños”. La ministra explicó que el cambio obedece a que la palabra actual “sugiere que hay un ‘uso’ correcto de los niños.”

Sobre la investigación que se hace en Renania del Norte-Westfalia del caso Bergisch Gladbach, se manifestó Johannes-Wilhelm Rörig, quien desde 2011 encabeza la Comisión Independiente para Tratar el Abuso Sexual Infantil, elogiando la agresiva investigación del caso por las autoridades del estado. “La policía necesita personal y capacidades técnicas, nacionales, para agarrar a los abusadores sexuales en línea”, declaró el ombudsman a DW. “En los meses recientes Renania del Norte-Westfalia ha liderado el camino. El personal fue reforzado para investigar a sospechosos en línea. La tecnología ha sido modernizada, el estado está empezando a usar programa de Inteligencia Artificial, se ha abierto una oficina de cacería digital y una rama especializada ha sido establecida en la oficina de la fiscalía pública.”

Sobre el tema el criminólogo Thomas-Gabriel Rüdiger, entrevistado por DW, advirtió, sin embargo, que las autoridades del estado deben ser persistentes, ya que es poco probable que las investigaciones abiertas respecto de decenas de miles de delitos sean todas resueltas lo que no va a llevar a estadísticas satisfactorias para el Ministerio. “Si ahora estamos diciendo que tenemos en la región 30,000 sospechosos, no importa qué suceda, no los van a atrapar a todos. Así que las tasas de resolución de estos delitos se hundirán y el ministro de Justicia lo tendrá que tolerar.”

Por la cantidad de sospechosos que la investigación ha revelado, este caso resuena con una investigado en Dinamarca en 2018 de pornografía infantil en el que más de 1,000 personas fueron imputadas por haber compartido en Internet un video en el que participan personas menores de 15 años. Este caso de Alemania, sin embargo, parece ser de mucha mayor gravedad.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net