Torre Opal, Sídney

 

La asociación de propietarios de una torre de departamentos de lujo en Sídney, Australia, presentaron esta semana una demanda en contra del organismo Sydney Park Olympic Authority por el incremento a la prima del seguro que deben de pagar debido a los más de 500 defectos de construcción del edificio.

Se trata de la Torre Opal, de 36 pisos, construida en el Parque Olímpico de Sídney, terreno propiedad de la Sydney Park Olympic Authority, entidad de gobierno que fungió como desarrollador y que es responsable legalmente.

La torre de departamentos, construida por la empresa Icon, fue evacuada la Navidad de 2018 cuando se descubrieron cuarteaduras en el edificio. Durante los pasados 18 meses Icon ha invertido 40 millones de dólares australianos en reparaciones y ya los propietarios han vuelto a tomar la posesión del inmueble.

La asociación de propietarios pidió que se hiciera una evaluación del edificio y se ha descubierto que tiene más de 500 defectos que pasan por problemas de ingeniería, hidráulicos y de seguridad contra incendios, aunque falta que esto quede asentado en una evaluación gubernamental. Por estos defectos, la prima del seguro se elevó y en esta demanda presentada ante tribunales de Nueva Gales del Sur los propietarios piden que sea la Autoridad quien absorba el costo de 1.1 millones de dólares australianos del seguro.

“Hemos sufrido pérdidas e interrupciones incomprensibles en nuestras vidas. Desafortunadamente, ahora hemos descubierto que nuestras pérdidas son mucho mayores", dijo Shady Eskander, presidente de la asociación de propietarios. "El gobierno del estado de Nueva Gales del Sur ha ganado millones directamente con la venta de apartamentos en este desarrollo".

Esta es una demanda diferente a la acción colectiva que los propietarios presentaron en julio de 2019 en contra de la Autoridad y de Icon por las pérdidas individuales que han sufrido por disminución del valor de la propiedad y pérdida de ingresos.

La evacuación de este edificio a finales de 2018 y luego de otro complejo de departamento en Sídney en junio de 2019 llevó a la reforma de leyes en materia de edificios y de construcción, en las que se conceden mayores poderes al Comisionado de Edificios de Nueva Gales del Sur.

Según un vocero del Ministerio de Mejoras Regulatorias, con fundamento en estas reformas los propietarios están mejor protegidos legalmente para recuperar los costos de la reparación de defectos en los inmuebles.

Sin embargo, Andrew Neverly, uno de los propietarios, dijo que el sistema sigue siendo contrario a los intereses de los propietarios. “Creímos que estábamos comprando el sueño australiano. Estaba muy enojado cuando el edificio fue evacuado. Miles de personas [fueron] sacadas de sus hogares por una situación de la que no somos responsables. Y ahora nos han pedido que metamos las bolsas a los bolsillos otra vez”, dijo.

Más información smh.com.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen smh.com.au