Billetes de euros

 

En una sentencia que fue inmediatamente apelada, la 32ª Cámara del Tribunal Penal de París, Francia, condenó al ex primer ministro François Fillon y a su esposa Penélope al pago de multas y penas de prisión por enriquecimiento personal y malversación de fondos públicos.

Se trata de un asunto que emergió en 2017 en la carrera hacia la presidencia de Francia. El 15 de marzo de ese año se abrió investigación formal en contra de Fillon por graves acusaciones de uso indebido de fondos públicos al haber creado empleos falsos para su esposa Penélope y sus hijos, en lo que se conoció como el “Penelopegate”.

Se le acusó de haber pagado a Penélope, británica de nacimiento, 800,000 euros brutos como sueldo durante tres periodos entre 1988 y 2013 por haber trabajado como su asistente mientras él fue miembro de la Asamblea Nacional, un cargo del que ella ha dicho que hizo muy poco para justificar el salario.

Por este mismo caso fue procesado Marc Joulaud, quien ocupó la curul de Fillon y quien siguió pagando un sueldo a Penélope por trabajos no justificados.

Durante la carrera presidencial, François Fillon también fue señalado de haber contratado a dos de sus hijos mientras fue senador pagándoles 84,000 euros entre 2005 y 2007, pero no fue procesado por este asunto.

Conocidos los hechos, Fillon ofreció disculpas a los franceses por haber contratado a sus familiares, pero negó haber actuado de forma ilícita. Sus actos, sin embargo, lo llevaron a perder la elección a la presidencia frente a Emmanuel Macron.

La sentencia fue dictada este 29 de junio, condenando a François Fillon a cinco años de prisión, tres de ellos suspendida, al pago de 375,000 euros en multas y quedó inhabilitado durante diez años para ejercer cargos públicos. Esto además de pagar 401,000 euros a la Asamblea Nacional por los daños causados a su patrimonio.

Penélope, por su parte, fue encontrada culpable de complicidad y sentenciada a tres años de prisión suspendida, al pago de una multa de 375,000 euros y 679,000 euros a la Asamblea Nacional.

Marc Joulard, quien también ha visto acabada su carrera política, fue sentenciado a tres años de prisión suspendida y a pagar a la Asamblea Nacional por daños la misma cantidad que Penélope Fillon.

Pese a las sentencias de prisión, de confirmarse en el proceso de apelación estas sentencias, François Fillon no pisará la cárcel porque las sentencias iguales o menores a dos años se suelen prestar de otras formas, como detenciones domiciliarias o el uso de brazaletes electrónicos.

“El pago fue desproporcionado al trabajo hecho”, leyó el juez presidente del panel judicial. “La señora Fillon fue contratada para un puesto que era inútil”, concluyendo que “el enriquecimiento personal que resultó fue sustancial.”

Como se mencionó, las sentencias fueron inmediatamente apeladas lo que significa que este caso, que los partidarios de Fillon ven como políticamente motivado, no termina aquí y se mueve ahora a un tribunal de apelaciones en donde sus abogados seguirán argumentando que no corresponde al tribunal determinar qué constituye trabajo realizado para un político y que, por tanto, la conducta de los Fillon no fue ilegal.

François Fillon, además de senador durante varios periodos, fue primer ministro de Francia durante el gobierno de Nicolás Sarkozy de 2007 a 2012.

Más información france24.com / letemps.ch

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net