Medicamentos y hoja de tratamiento

 

El Premio Nobel de Fisiología o Medicina de 2018, el inmunólogo japonés Tasuku Honjo, presentó el viernes en la Corte de Distrito de Osaka una demanda en contra da la farmacéutica japonesa Ono Pharmaceutical Co., pidiendo el pago de regalías por el medicamento Opdivo desarrollado a través de su descubrimiento.

Tasuku Honjo, de 78 años, ganó el codiciado reconocimiento junto con James Allison “por su descubrimiento de la terapia contra el cáncer mediante la inhibición de la regulación inmunitaria negativa". De acuerdo con la revista Science, “ambos descubrieron formas de eliminar los frenos en el sistema inmune que evitan que ataque las células tumorales, aunque identificaron diferentes mecanismos. El descubrimiento de Honjo se centró en una molécula expresada en células T moribundas, a la que llamó muerte programada 1, o PD-1. Más tarde, él y otros descubrieron que la molécula podría aprovecharse para terapias contra el cáncer.”

A principios de la década del 2000, cuando el doctor Honjo hizo su descubrimiento, buscó ayuda de universidades japonesas para patentar su descubrimiento. En esos años, sin embargo, las universidades no contaban con los recursos suficientes para apoyar este tipo de registros, por lo que el investigador tuvo que recurrir a la ayuda de la farmacéutica Ono. “Ellos no hicieron nada científico, [pero] me ayudaron a solicitar la patente”, recordó Tasuku Honjo, quien comparte las patentes con la empresa.

Ono, en sociedad con el laboratorio Bristol Myers Squibb, desarrolló en 2014 Opdivo para el tratamiento del melanoma metástasico. Este tratamiento fue aprobado en Japón y en los Estados Unidos. Ese mismo año, el laboratorio Merck obtuvo aprobación para el tratamiento Keytruda que también apunta a los receptores PD-1 en el tratamiento contra el cáncer.

Ono y Bristol Myers Squibb demandaron a Merck por infracción de patente y el doctor Honjo testificó en un tribunal de los Estados Unidos en apoyo de la demanda. En 2017 este enfrentamiento legal terminó cuando Merck accedió a pagar a Ono y a sus socios 625 millones de regalías por la patente y una parte de las ganancias por ventas de Keytruda entre 2017 y 2026.

El doctor Honjo dice que en el acuerdo original de compensación firmado con Ono no se estableció nada respecto de su participación en este caso, así que la empresa le prometió pagarle el 40 por ciento de cualquier acuerdo. La demanda radica en la aseveración del médico de que no ha recibido su parte de ese dinero.

El asunto llega a los tribunales este año después de tres años de negociaciones en que las partes no han logrado ponerse de acuerdo.

Aunque en esta demanda presentada ante la Corte de Distrito de Osaka, Ono y el doctor Honjo son oponentes, ante un tribunal en los Estados Unidos se han unido, junto con Bristol Myers Squibb, para combatir la decisión dictada en mayo de 2019 en la que se ordena la revisión del otorgamiento de las seis patentes por los tratamientos basados en las PD-1 para incluir a dos investigadores, Gordon Freeman y Clive Wood, del Dana-Farber Cancer Institute, por su colaboración con la investigación, nombrándolos coinventores.

Sobre demandas de ganadores del Nobel, Science recuerda el caso del también científico japonés Shuji Nakamura que a principios de la década del 2000 demandó a la empresa en que trabajaba, Nichia Corporation, por no haberlo compensado adecuadamente por el desarrollo del diodo de emisión de luz azul, conocido por sus siglas en inglés LED. Cuando se presentó esta demanda la ley en Japón permitía que los empleados nombrados como inventores cedieran sus derechos a sus empleadores por una compensación razonable, sin definir qué debía entenderse por razonable.

En 2004 el tribunal japonés ante el que se ventiló la controversia ordenó a Nichia a compensar al científico de materiales con 180 millones de dólares, tomando en consideración que con este invento la empresa había generado hasta ese momento 1,100 millones de dólares. Nichia apeló la decisión y al final la disputa quedó zanjada entre las parte cuando Nakamura aceptó una compensación de 9 millones de dólares. En 2014, Shuji Nakamura, junto con otros dos científicos japoneses, recibió el Premio Nobel de Física “por el invento de diodos emisores de luz azules eficientes.”

Probablemente esta nueva demanda también llegue a un acuerdo, pero esperemos que sea más sustancioso para el doctor Honjo que el caso de Shuji Nakamura.

Más información japantimes.co.jp /sciencemag.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net