Cachorro de oso negro

 

Este miércoles se efectuó la autopsia a un oso juvenil de cuatro o cinco años que apareció muerto el martes en los Pirineos, en Francia, región en la cual se lleva a cabo un operativo de introducción de osos pese a la oposición de los granjeros locales.

La matanza del oso fue anunciada en la cuenta de Twitter de la ministra de Ecología francesa, Elisabeth Borne, en un mensaje acompañado con dos fotografías en el que se lee: “Un oso fue descubierto hoy, asesinado por balas. Los osos son una especie protegida; este acto es ilegal y profundamente reprensible. El prefecto [local] está en el sitio. El estado presentará una denuncia.”

Sobre este particular, el fiscal de la comuna de Foix donde apareció el oso, Laurent Dumaine, declaró a los periodistas que “se está haciendo todo lo posible para identificar al perpetrador o perpetradores” y anunció la realización de la autopsia en la escuela de veterinaria de Toulouse. Añadió que se ha abierto investigación por “la destrucción no autorizada de una especie protegida”, un delito que es castigado con hasta tres años de prisión y una multa de 150,000 euros.

Como parte de una obligación europea de restablecer la población de osos en los Pirineos, se ha estado trasladando osos desde Eslovenia. Los primeros osos se reintrodujeron en la década de 1990 una vez que los cazadores habían acabado con la población local de estos animales. La protección, además se elevó, sancionando su cacería.

La reintroducción de osos ha presentado oposición por algunos granjeros locales que dicen que estos animales ponen en peligro las vidas de las personas y del ganado. Atendiendo a estas voces, en enero de este año, durante una visita a la población de Pau, el presidente Emmanuel Macron prometió detener los planes de reintroducción de osos planeada para el periodo 2018-2028. Sin embargo, grupos que protegen el medioambiente recordaron que la reintroducción de osos no es potestativa, sino una obligación europea.

Se estima que actualmente hay en los Pirineos entre 40 y 50 osos.

Sobre este oso, el segundo en ser encontrado muerto este año, la asociación de protección a los osos, Pays de l’Ours-Adet, condenó la matanza: “Nadie tiene derecho a decidir sobre la vida o muerte de la población de osos.”

El presidente de organización, Alain Reynès, declaró en comunicado de prensa: “Condenamos este acto de la forma más severa posible. Desde luego que presentaremos una denuncia formal. Esto es cacería ilegal, esta es una especie protegida. Esto está seriamente castigado por la ley.

“Pedimos al ministerio que anuncie inmediatamente que este oso será reemplazado [en los Pirineos]. Esto está establecido en la ley. No hacerlo sería conceder la razón a los cazadores ilegales. No podemos dejar que las persona impongan su punto de vista mediante el uso de la violencia.”

Por su parte Patrick Leyrissou, de la organización Férus de protección y conservación de osos, lobos y linces, declaró: “Desafortunadamente la amenaza de la cacería ilegal ha existido hace mucho tiempo. [Esto es] escandaloso y ridículo. Ridículo porque el Estado está buscando reemplazar todos los osos que han sido matados por humanos.

“Por tanto, habrá la necesidad de un nuevo oso para compensar por esta pérdida y lo vamos a exigir de cualquier manera. Añadimos nuestra voz a la denuncia presentada por la asociación Pays de l’Ours.”

Más información france24.com / conexxionfrance.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net