Biblioteca

 

Varias destacadas editoriales como HarperCollins y Penguin Random House han presentado una demanda por infracción de derechos de autor en un tribunal de Nueva York en contra de Internet Archive (IA, Archivo de Internet) por su Biblioteca Abierta. Según la denuncia, la violación masiva y deliberada de derechos de autor equivale a poco más que un sitio pirata normal.

IA es definido por Wikipedia como una biblioteca digital norteamericana establecida en 1996 con la misión de dar "acceso universal a todo el conocimiento”. Proporciona acceso público gratuito a colecciones de materiales digitalizados, incluidos sitios web, aplicaciones de software/juegos, música, películas/videos, imágenes en movimiento y millones de libros. Además de su función de archivo, IA es una organización activista que aboga por una Internet abierta y gratuita.

IA permite al público cargar y descargar material digital a su base de datos, pero la mayoría de sus datos se recopilan automáticamente por sus rastreadores web, que trabajan para preservar la mayor cantidad posible de la red pública. Su archivo web, Wayback Machine, contiene cientos de miles de millones de capturas web. Además IA también supervisa uno de los proyectos de digitalización de libros más grande del mundo.

En mayo de 2007, el estado de California en los Estados Unidos reconoció oficialmente IA como una biblioteca. La designación hace que el archivo en línea sea elegible para solicitar varios programas de subvenciones federales administrados por el estado de California.

En marzo, ante la pandemia y la suspensión de clases en los centros escolares, IA respondió ofreciendo un nuevo servicio para ayudar a los "estudiantes desplazados". Combinando libros escaneados de tres bibliotecas, IA ofreció préstamos ilimitados de más de un millón de libros, para que las personas puedan seguir aprendiendo mientras están en cuarentena.

Si bien la medida fue bien recibida por aquellos a favor del acceso abierto a la educación, los editores y los grupos a favor del derecho de autor criticaron la decisión y algunos la describieron como un intento de doblegar la ley de derechos de autor y otros declararon que el proyecto era piratería a gran escala.

Ahora, las editoriales Hachette Book Group, Inc., HarperCollins Publishers LLC, John Wiley & Sons, Inc. y Penguin Random House LLC, todas miembros de la Asociación de Editores Estadounidenses, presentaron una demanda por infracción de derechos de autor contra IA en una corte de Nueva York.

En la demanda se afirma que "La Biblioteca Abierta (de IA) no es una biblioteca, es un agregador sin licencia y un sitio pirata"

“El acusado IA está involucrado en una violación intencional masiva de derechos de autor. Sin ninguna licencia o pago a los autores o editores, IA escanea libros impresos, carga estos libros escaneados ilegalmente a sus servidores y distribuye copias digitales literales de los libros en su totalidad a través de sitios web públicos. Con solo unos pocos clics, cualquier usuario conectado a Internet puede descargar del Demandado copias digitales completas de libros protegidos por derechos de autor”, se afirma en la demanda.

“La escala del esquema de IA es sorprendente: en su 'Biblioteca Abierta', ubicada en www.openlibrary.org y www.archive.org, IA actualmente distribuye copias escaneadas digitales de más de 1.3 millones de libros. Y su objetivo declarado es hacerlo para millones más, esencialmente distribuyendo copias digitales gratuitas de cada libro que se haya escrito”. Con esto, según las editoriales, IA “violenta la ley de Derechos de Autor”.

Desde que se lanzó la biblioteca, se ha debatido si la biblioteca en sí es legal. IA cree firmemente que se encuentra del lado correcto de la ley. Sin embargo, la demanda de los editores enfatiza que no están demandando por la "transmisión ocasional de un título en circunstancias apropiadamente limitadas". Lo que les preocupa es su creencia de que la biblioteca de IA es una herramienta para infracciones masivas.

“[La demanda] se trata de una colección intencional de ‘camiones’ de libros protegidos por derechos de autor que IA ha escaneado, reproducido y luego distribuido versiones digitales ilegales en línea. El sitio web de IA incluye libros de todo tipo, desde los más vendidos hasta monografías académicas, desde entretenidos thrillers y romances hasta la ficción literaria, desde libros de autoayuda hasta biografías, desde libros para niños hasta libros para adultos ”, se lee.

Los editores también contrarrestan las afirmaciones de IA de que solo ofrece libros antiguos del siglo XX para descargar, afirmando que no es "preciso ni una defensa". IA escanea, carga y distribuye una gran cantidad de títulos con derechos de autor, afirman los editores, incluidos los publicados en los últimos años.

“La copia y distribución no autorizadas de IA de los trabajos de los Demandantes incluyen títulos que los Editores están vendiendo actualmente y entregando a las bibliotecas en forma de libros electrónicos, lo que hace que el negocio del Demandado sea un sustituto directo de los mercados establecidos. Gratis es un competidor insuperable”, escriben.

En el corazón del razonamiento de IA de que su biblioteca es legítima y legal es que ofrece contenido a través de préstamos digitales controlados, con títulos prestados solo por un período limitado y en volumen controlado.

Sin embargo, las editoriales afirman que IA se esconde detrás de "una teoría inventada" simplemente etiquetada como Préstamo Digital Controlado (CDL, por sus siglas en ingles), y sostienen que no hay nada en la ley de derechos de autor que permita a cualquier persona copiar y distribuir sistemáticamente archivos de libros digitales simplemente porque afirman poseer una copia física original.

Además, para las editoriales: "La infracción flagrante y deliberada de IA es aún más atroz porque se produce en el momento en que muchos autores, editores y librerías independientes, sin mencionar las bibliotecas, luchan por sobrevivir en medio de la incertidumbre económica y planean deliberadamente para el futuro, mercados cambiantes”.

“En resumen, el Demandado simplemente explota las inversiones que los editores han realizado en sus libros y lo hace a través de un modelo de negocios diseñado para explotar libremente el trabajo de otros. El demandado no paga ninguno de los gastos que conlleva la publicación de un libro y no es más que una copiadora masiva y un distribuidor de trabajos ilegales” sintetizan en la demanda.

Los editores alegan una infracción directa de los derechos de autor para cada uno de los trabajos de los editores que son ofrecidos por la biblioteca, pidiendo el pago de la indemnización máxima que señala la ley, 150,000 dólares. Como alternativa, si IA "intenta evadir la responsabilidad" culpando a sus propios usuarios por la infracción, la demanda también alega una infracción secundaria de los derechos de autor, o responsabilidad contributiva.

Este caso seguramente va a llamar mucho la atención por la cantidad de usuarios que recibe IA y la actividad que realiza.

Más información torrentfreak.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net