Conductor con botella de cerveza

 

El Tribunal Superior de Irlanda dio reversa a la absolución de un conductor ebrio señalando que las instrucciones del fabricante del alcoholímetro no son parte del tipo penal de conducir bajo los efectos del alcohol.

El caso se refiere a Ion Feghiu quien el 2 de diciembre fue imputado por conducir bajo los efectos del alcohol después de que la prueba del alcoholímetro arrojara un nivel de 147mg por 100ml de sangre, casi tres veces por arriba del límite legal en Irlanda.

Durante el proceso ante la Corte de Distrito de Swords en Dublín, el garda (policía) que lo detuvo, Éimhin Matthews, declaró que notó que el vehículo de Feghiu estaba siendo conducido erráticamente, entrando y saliendo entre autos estacionados para luego detenerse abruptamente. Tras hablar con el conductor, notó un fuerte olor a alcohol por lo que decidió hacer la prueba de alcoholímetro.

Interrogado en el tribunal dijo que desconocía que el instructivo del fabricante de la prueba que realizó recomendaba un periodo de 20 minutos de observación antes de practicar la prueba, pero aseguró que sabía que no era un requisito establecido por la ley que esperara ese periodo de tiempo.

La imputación fue recurrida por el conductor alegando que no se había cumplido la recomendación del fabricante, buscando la anulación de la prueba. Así, el juez de la Corte de Distrito concedió la petición estableciendo que el periodo de 20 minutos recomendado en el instructivo de la prueba debió haber sido cumplido antes de efectuar el análisis.

La Oficina de la Fiscalía Pública de Irlanda apeló la decisión y esta vez el tribunal estuvo de acuerdo con la imputación del cargo de conducir bajo los efectos del alcohol.

Al dictar el fallo, el magistrado Charles Meenan dijo que el juez de primera instancia había errado su apreciación y que él coincidía con las conclusiones de un similar caso previo en el que se encontró que el instructivo de operación del alcoholímetro claramente no forma parte del tipo penal.

De esta forma, el magistrado dijo que el garda Matthews llegó a la conclusión de que se estaba configurando el delito considerando varios factores, entre ellos el resultado del alcoholímetro.

Así las cosas, Ion Feghiu no pudo deshacerse de la acusación y ahora será nuevamente procesado para recibir una sanción adecuada.

Más información irishtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net