Virus del COVID-19

 

Ahora que empieza la reapertura de diversos negocios en el mundo, después de que casi la mitad de la población global estuvo en cuarentena, se empieza a considerar la responsabilidad de los negocios si alguien se contagia de COVID-19 en sus establecimientos.

A partir del miércoles, el complejo de tiendas y restaurantes de Disney Springs del Walt Disney World Resort ubicado en Orlando, Florida, han abierto sus puertas otra vez al público.

Inicialmente solo estarán abiertas las tiendas independientes y siete días después, reabrirán las tiendas minoristas de Disney, como World of Disney Store y los restaurantes de Disney.

Se han establecido medidas estrictas para la reapertura de Disney Springs, incluyendo que todos los invitados y empleados deben usar cubrebocas. Se comprueba la temperatura de los clientes y se instalaron divisores de plexiglás en los registros. Los custodios serán entrenados nuevamente para prestar atención a las áreas de alta afluencia de personas.

Sin embargo, Disney ha dejado en claro que aunque se han implementado medidas para preservar la salud y seguridad, los clientes asumen todo el riesgo al acudir al centro comercial.

Así, en su sitio web ha publicado un eximente o descargo de responsabilidad que dice: “Existe un riesgo inherente de exposición al COVID-19 en cualquier lugar público donde haya personas presentes. El COVID-19 es una enfermedad extremadamente contagiosa que puede conducir a graves enfermedad y muerte... Al visitar Walt Disney World Resort, usted asume voluntariamente todos los riesgos relacionados con la exposición a COVID-19”.

Algunas expertos consideran que esta leyenda no es suficiente. Eso se debe a que no siempre es posible demostrar que la persona ha leído las leyendas de descargo de responsabilidad. También hay que demostrar que el comprador está de acuerdo con sus términos, es decir, la asunción de riesgo.

Sin embargo, poner advertencias y detallar los riesgos en sitios web, en terrenos del resort, etc., puede resultar útil en la corte en el futuro. Disney tiene cierta experiencia en responsabilidad civil por daños ya que se ha enfrentado a litigios a lo largo de los años por calamidades como caimanes, atracciones aterradoras que inducen ataques cardíacos, pervertidos en disfraces de pato Donald y quemaduras por el queso caliente de los nachos.

Pero en este caso el potencial para miles de demandas, quizás incluso decenas de miles, es muy real, lo que sin duda explica por qué los dueños de negocios actualmente están presionando a los legisladores para contar con legislación que les proteja de posibles demandas relacionadas con el COVID-19.

La Cámara de Comercio de los EE. UU., la Asociación Nacional de Fabricantes (NAM) y la Federación Nacional de Empresas Independientes (NFIB) están buscando una legislación temporal para proteger a las empresas que siguen las pautas oficiales de salud y seguridad.

Las empresas quieren asegurarse de no ser responsables de las decisiones políticas de los funcionarios del gobierno, en caso de que los empleados o clientes contraigan COVID-19 una vez que se reanuden las operaciones.

La responsabilidad civil de las empresas y los establecimientos comerciales puede derivarse del incumplimiento de la nueva normativa del gobierno en materia de seguridad sanitaria y protección de la salud y esto se ajusta a las reglas de responsabilidad civil para los que no cancelen un evento o expusieran a la gente al contagio.

Siempre que se produzca una reclamación de responsabilidad civil frente a los organizadores y/o responsables de un establecimiento comercial, de un evento deportivo, social, etcétera se tiene que determinar si existió una acción negligente o culposa, y si el daño provocado es cierto y evaluable. En el caso de la pandemia la víctima resultaría contagiada de COVID-19 y las consecuencias que implica.

Así, si el establecimiento comercial, el organizador de un evento deportivo social, etcétera, no cumple y extrema todas las precauciones establecidas por la autoridad, cuando puede estar en peligro la salud y la vida de las personas, corre el riesgo de una demanda por responsabilidad civil, demanda contra la cual los comerciantes y empleadores buscan protegerse de antemano.

Más información hollywoodreporter.com/blogs/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net