Cajetillas de cigarros mentolados

 

Desde este miércoles las tiendas en los países miembros de la Unión Europea dejaron de vender cigarros mentolados, siguiendo una decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 2016 que confirmó una directiva de la Unión Europea que prohíbe la venta de cigarros saborizados en el territorio de la Unión.

La propuesta de los ministros de salud de la Unión Europea de prohibir los cigarros con algún sabor característico como frutas o mentol fue tomada desde 2013, año en que Finlandia decidió prohibir los cigarros mentolados concediendo un plazo de tres años a la industria del tabaco para retirar del mercado estos cigarros.

La directiva que prohíbe los cigarros mentolados y saborizados fue aceptada en 2014, pero Polonia y Rumania se opusieron en consideración al impacto a la industria tabacalera y a los empleos.

La disyuntiva fue resuelta por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea que en mayo de 2016 confirmó la directiva, sosteniendo que su "aroma agradable" hace que los cigarrillos mentolados sean más atractivos para fumar, cuando la Unión Europea se ha comprometido a desalentar el uso del tabaco y combatir la adicción. De esta forma, el Tribunal concluyó que la prohibición de los cigarrillos aromáticos promueve la salud pública.

Con esta decisión se estableció que la fecha de inicio en vigor de la directiva sería mayo de 2020, plazo que ha llegado.

De esta forma, a partir de este 20 de mayo en los países de la Unión Europea, incluyendo al Reino Unido que oficialmente se está separando, han desaparecido de los anaqueles las cajetillas de cigarros mentolados.

Mientras para algunos “es una vergüenza que [la medida] haya tomado tanto tiempo”, como lo dijo Deborah Arnott de la organización británica antitabaco ASH, advirtiendo que en su país 280 niños empiezan a fumar cada día, para otros, particularmente en los países del centro y del este, donde hay mayor afición por los cigarros mentolados, la entrada en vigor de la disposición no ha sido bien recibida.

De esta forma, grupos que defienden los derechos de los fumadores argumentan que la experiencia de Canadá es que los niños no dejan de fumar por no tener al alcance cigarros mentolados y que los únicos que ganan con la prohibición son los grupos criminales que abastecen el mercado negro.

Así, en Polonia, la venta de los mentolados representa el 30 por ciento del mercado del cigarro, según cifras de la Cámara de Comercio de ese país.

Según encuesta publicada por la organización de consumidores polaca Forum Konsumentow, el 51 por ciento de los fumadores no sabía que la prohibición de los mentolados era inminente y el 20 por ciento de las personas encuestados respondieron que empezarían a comprar en el mercado negro.

En Países Bajos, por su parte, las ventas de cigarros mentolados aumentaron en marzo y abril con fumadores almacenando cajetillas de cigarros mentolados de todas las marcas, incluida la más vendida, Belinda Green.

Si bien muchos fumadores han empezado a “vapear”, alternativa que les permite saborizar el tabaco, otros saben que una vez que termine la contingencia y se reabran las fronteras, tienen acceso a cigarros mentolados en países que no forman parte de la Unión Europea, como Suiza, donde pueden seguir adquiriendo este producto.

Más información macabusiness.com  / Europa.nu.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen excelsior.com.mx