Representación gráfica de telecomunicaciones

 

La Corte Constitucional de Alemania concluyó esta semana que la ley que regula al servicios de inteligencia, Bundesnachrichtendienst, BND, es inconstitucional en lo que se refiere al monitoreo y vigilancia de comunicaciones de extranjeros fuera de Alemania.

Los extranjeros, conforme con este nuevo criterio de la Corte Constitucional, también están protegidos por la Constitución o Ley Fundamental de Alemania que en su artículo 10 protege la privacidad de la correspondencia y de las comunicaciones.

Para el máximo tribunal, las reformas de 2017 a la ley de vigilancia, deja en especial estado de indefensión a periodistas y abogados.

El caso que fue resuelto fue presentado por varios periodistas extranjeros, por sindicatos alemanes de periodistas y por organizaciones no gubernamentales como Reporters Without Borders en contra de las mencionadas reformas en 2017 a la ley que regula lo que el BND puede y no puede hacer. Con estas reformas se legalizó que el BND monitoreara las telecomunicaciones de cualquier parte en el mundo, independientemente de la sospecha.

Khadija Ismayilova, una de las periodistas que presentó la controversia y ganadora en 2017 del premio Right Livelihood Award por el trabajo en el que expuso la corrupción y el crimen organizado en su país, Azerbaiyán, declaró que la decisión es vital porque impide que el BND comparta la información recabada con sus aliados menos democráticos.

“Sufrí mucho en Azerbaiyán por el poder ilimitado del gobierno y por su abuso en las leyes antiterrorismo, que también les permitían interferir con mi privacidad y exponer mi vida íntima”, declaró mediante correo electrónico. “Estoy feliz que los pesos y contrapesos democráticos siguen siendo operativos en Alemania y que es posible revertir las leyes abusivas que podían ser usadas como instrumentos en contra de informantes y periodistas.”

Por su parte, Frank Überall, director de la unión alemana de periodistas DJV, dijo en comunicado de prensa: “Un servicio secreto que quiere proteger la democracia no puede pisotear las importantes libertades democráticas.”

Según un documento filtrado y expuesto por Der Spiegel y la emisora pública de Baviera BR, el BND sigue analizando conforme con la ley de 2017 hasta donde llegan sus límites de intercepción de comunicaciones. Según este documento, han considerado que los extranjeros pueden ser espiados porque no están protegidos por la Constitución. Este fallo del máximo tribunal les cambia las reglas del juego.

Paulina Starski, especialista en Derecho Constitucional e investigadora senior del Instituto Max Planck de Derecho Público Comparativo y Derecho Internacional, se manifestó muy entusiasta respecto del fallo diciendo que es la primera vez que la Corte Constitucional emite un veredicto tan claro respecto de las actividades del servicio secreto.

“Soy una gran partidaria de esta interpretación de la Ley Fundamental. Antes era controvertido dónde aplica la obligación de proteger los derechos fundamentales”, declaró a DW. “¿Es solo en Alemania o cubre la actividad de los órganos estatales alemanes en el extranjero? Como puedes imaginar, esto tendrá muchas consecuencias más allá de las actividades de los servicios secretos, misiones militares en el extranjero, por ejemplo.”

Agregó: "¿Puede el BND incluso decidir por sí mismo qué comunicaciones tiene permitido monitorear? Esencialmente, el tribunal dice que estas áreas muy grandes de margen que los servicios secretos tienen, deben ajustarse. No es una zona sin ley. Los derechos básicos también se aplican allí”, concluyó la especialista.

La decisión resulta más importante si se toma en cuenta que uno de los puntos de intercambio de Internet (en inglés IXP, Internet Exchange Point) más grande, está situado en Frankfurt. Estos puntos son la infraestructura física a través de las cuales los proveedores de servicios de Internet intercambian el tráfico de Internet entre sus redes. Según el reportaje publicado por Der Spiegel, el BND tiene la capacidad de aprovechar el intercambio a voluntad, dándole acceso a hasta 1.2 billones de comunicaciones por día.

En su decisión, la Corte Constitucional concedió al gobierno hasta finales de 2021 para enmendar la ley.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial concediendo crédito a miabogadoenlinea.net