Vaso de cerveza

 

Una nueva ley entró en vigor en Inglaterra y Gales según la cual las personas sentenciadas por delitos impulsados o relacionados con la ingesta de alcohol llevarán dispositivos electrónicos que detecten si están incumpliendo la prohibición de ingerir alcohol.

Con esta nueva ley se faculta a los jueces a ordenar a los sentenciados por delitos relacionados con el alcohol a utilizar estos dispositivos “de sobriedad” por un máximo de 120 días. Se trata de dispositivos que pueden detectar en el sudor si se ha ingerido alcohol y que también pueden diferenciar si se trata de un producto con alcohol, como el gel desinfectante o una colonia, o una bebida alcohólica. Además, estos dispositivos pueden detectar si se ha colocado algo entre la piel y el dispositivo para impedir las lecturas que se hacen cada 30 minutos.

Quienes sean detectados incumpliendo la prohibición de ingerir bebidas alcohólicas podrán ser presentados nuevamente al tribunal el que podrá imponer nuevas sanciones, incluida la prisión.

El programa empezó como piloto en varias localidades inglesas, incluida Londres, y demostró ser exitosa ya que el 94 por ciento de los ofensores se mantuvieron sobrios mientras usaron el dispositivo.

La nueva disposición fue anunciada por el parlamentario Kit Malthouse quien dijo: “Tecnologías inteligentes como los dispositivos de sobriedad no solo castigan a los delincuentes sino que pueden ayudar a cambiar sus vidas. Mientras que la prisión siempre será el lugar correcto para muchos delincuentes, las severas sentencias comunitarias como esta pueden ayudar a recortar la reincidencia y proteger al público.”

Según el Ministerio de Justicia, este tipo de sentencias comunitarias no solo castigan a los delincuentes sino que les ayudan a rehabilitarse al forzarlos a observar las causas de su comportamiento antisocial.

“Desde que me quitaron el dispositivo me siento 100 por ciento en control de mi bebida. Estaba preocupado de que cuando me quitaran el dispositivo regresaría a la bebida otra vez, pero el proceso me dio un mejor entendimiento del alcohol. Además, no quería regresar al tribunal”, dijo de forma anónima una persona que participó en uno de los programas piloto.

Por su parte, Keith Hunter, comisionado de la policía de Humberside, una localidad donde se efectúo un programa piloto con estos dispositivos, dijo: “Durante el ensayo en nuestra área se proporcionó a las agencias de rehabilitación la oportunidad real de trabajar con el individuo y llevarlo a reconocer y a cambiar su comportamiento.

“Indudablemente su uso ayuda a reducir el número de víctimas de delitos relacionados con el alcohol, muchas situaciones domésticas y ayuda en la rehabilitación de los ofensores en la medida en que se conviertan en una característica estándar del sistema penal de justicia.”

Conforme con estadísticas de criminalidad de Inglaterra y Gales de Crime Survey for England and Wales, se estima que un 39 por ciento de los delitos violentos implican el consumo de alcohol. De esta forma, las autoridades calculan que una vez que este nuevo sistema de dispositivos de sobriedad esté operando completamente, serán utilizados cada año en unas 2,300 personas.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial concediendo crédito a miabogadoenlinea.net