Interior de Insan Healing

 

El miércoles de la semana pasada, el fiscal general de Los Ángeles, California, Estados Unidos, Mike Feuer, presentó una demanda en contra de una tienda de productos coreanos que anunciaba una pasta de rábano como un auxiliar en la prevención del Covid-19.

Se trata de una pasta de rábano que cuesta US$ 99.95 por botella y que la vendedora, Insan Healing, ubicada físicamente en Koreatown, dice que es una combinación de “rábano blanco cosechado durante las heladas”, ajo y jengibre y que se publicita como un producto que puede aumentar el sistema inmune de las personas.

En el sitio web de Insan Healing, una empresa fundada en 2013 por K Oh, todas las referencias de al Covid-19 fueron eliminadas el jueves, una vez que la demanda ya había sido presentada. Pero en la declaración de prensa, el fiscal de Los Ángeles mostró impresiones de pantalla en donde se lee que esta pasta de rábano es anunciado como “un producto imprescindible para la protección y prevención” del contagio del coronavirus.

Como se trata de un producto que no está aprobado en sus beneficios por la agencia que certifica alimentos y medicamentos en los Estados Unidos, FDA por sus siglas en inglés, la demanda se ha presentado por publicidad falsa y con fundamento en la ley de competencia desleal del estado de California, pide al tribunal una orden para prohibir la venta del producto y que se impongan multas de hasta US$ 2,500 por violación de la ley.

“Debemos detener a aquellos que usan el miedo alimentado por la crisis del Covid-19 para aprovecharse de las personas desesperadas de evitar el virus”, se lee en el comunicado. “Hoy es pasta de rábano, que los acusados están vendiendo como un “producto imprescindible para la protección y prevención del Covid-19, resfriados y temporada de gripe’. Nosotros argumentamos que es una declaración falsa y estamos llevando a los acusados al tribunal. En esta emergencia de salud pública, los consumidores tienen derecho a información precisa. Sus vidas dependen de ello”, declaró el fiscal Feuer.

Ni Insan Healing ni su propietaria habían prestado declaración al momento de escribir esta nota. Lo cierto es que no son los únicos que se han querido valer de la pandemia para hacer negocios o aumentar su visibilidad en los medios y son muchos los que venden diferentes productos y recetas para combatir el coronavirus. El mismo presidente de los Estados Unidos ha estado haciendo propaganda a diversos medicamentos como cura de la enfermedad, lo que es más grave, sin que esos estén probados para tal fin. Así, desde el inicio de la pandemia se han prescrito remedios como comer ajo o beber cosas calientes, lo que ha llevado a personas a las salas de emergencia por intoxicación o por quemaduras. Nada tan grave como la sugerencia de solución con cloro para ser inyectada lo que podría ser letal. Frente a esto, la recomendación del tecito de canela tres veces al día, hecha a semana pasada por un diputado del PES, parece totalmente inocua.

Más información latimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen m.yelp.com